Windows 10 ya está activado en más de 800 millones de dispositivos

800 millones de dispositivos Windows 10

Windows 10 sigue ganando mercado y ha superado la marca de 800 millones de dispositivos activados por el sistema, ha anunciado el vicepresidente de la división Modern Life & Devices Group, Yusuf Mehdi, destacando además que “el sistema operativo está experimentando la mayor satisfacción del cliente en la historia de Windows”.

Microsoft anunció los 300 millones de dispositivos activos en mayo de 2016 y los 400 millones en septiembre de 2016. Los 500 millones llegaron en la BUILD de 2017 y los 600 millones después del lanzamiento de la versión Fall Creators Update. Los 700 millones de Windows 10 llegaron en la pasada edición de la conferencia para desarrolladores y ahora se anuncian esos 800 millones de dispositivos activos.

Como en anteriores anuncios, la suma no solo se aplica a ordenadores personales, sino a los smartphones que todavía hay en servicio, tablets, consolas Xbox, HoloLens, wearables o cualquier tipo de dispositivo activo con cualquier versión de Windows 10, incluyendo los que llegan de la Internet de las Cosas.

Microsoft está próximo a conseguir el objetivo de alcanzar los “1.000 millones de dispositivos activos”, aunque tardará el doble de tiempo previsto inicialmente. El motivo es conocido, el fracaso de la división de movilidad y la salida del mercado de Windows Phone y Windows Mobile.

Mejores noticias para el escritorio informático, el grupo de PCs que se llevan una buena parte de esos 800 millones y donde Windows 10 hace unos meses que es el número uno al desplazar a Windows 7. Mejor aún en el mercado profesional y corporativo ya que a finales de 2018 más de la mitad de la base de ordenadores activos en el mercado empresarial estaban ejecutando Windows 10. La tasa de adopción de Windows 10 en empresas ha experimentado un crecimiento del 79% interanual, indicó el responsable de Windows el pasado verano, Joe Belfiore, lo que confirma lo anterior: las grandes migraciones están en marcha.

A este respecto, Microsoft sigue recomendando una migración masiva a Windows 10 para evitar “otro caso Windows XP” por el final del soporte técnico oficial de Windows 7 que terminará el 14 de enero de 2020. La finalización del soporte técnico significa que el sistema no recibirá ninguna actualización de seguridad, por lo que quedará expuesto a ataques aprovechando las vulnerabilidades no parcheadas.

No hay marcha atrás. Windows 10 es la referencia de sistemas Microsoft para el escritorio. Ya no se venden PCs con Windows 7 u 8.1 y oficialmente, todos los equipos nuevos bajo la plataforma de Microsoft pre-instalan Windows 10. Además, la compañía no va a mejorar ninguna característica de Windows 7 y 8.1 limitándose a lanzar parches de seguridad para ellos. En el caso de Windows 7 hasta enero de 2020.