Microsoft recuerda el fin del soporte para Windows 7 y Office 2010

soporte para Windows 7

El soporte para Windows 7 finalizara el 14 de enero de 2020, y Office 2010 le seguirá poco después, completando un ciclo de vida de 10 años. Microsoft ha anunciado un programa de información sobre lo que ello supone y recomendación para facilitar las migraciones. 

El fin del soporte para Windows 7 significa que Microsoft dejará de proporcionar soporte técnico para problemas; actualizaciones de software y actualizaciones de seguridad o correcciones. Aunque será posible seguir usando un PC con Windows 7, el final del soporte técnico dejará al sistema más expuesto a virus y malware.

A partir del próximo mes, Microsoft emitirá notificaciones en Windows 7 para advertir a los usuarios de lo que ello supone. Microsoft lo califica como un “recordatorio de cortesía” para explicar a los usuarios que no tendrán actualizaciones de seguridad a partir de enero de 2020 y que la mejor alternativa es migrar antes de esa fecha a Windows 10. 

Los mensajes solo aparecerán “unas cuantas veces” durante 2019 y habrá una casilla de verificación (“No notificarme otra vez”) que definitivamente suprimirá cualquier mensaje futuro. Microsoft ha prometido que estas notificaciones no serán tan agresivas como la aplicación Obtén Windows 10 (GWX) usada en el lanzamiento del sistema operativo.

Ciertamente, las notificaciones pueden ser molestas, pero necesarias. El usuarios “de a pie” que no lee noticias de tecnología no suele conocer lo que supone el final de la asistencia y avisos de este tipo (siempre que puedan cancelarse de manera sencilla) son una buena manera de recordar los beneficios del paso a un nuevo sistema operativo o la compra de un nuevo PC, según los casos.

Aunque Windows 10 alcanzó el primer puesto en cuota de mercado de sistemas operativos de escritorio tras superar a Windows 7, éste tiene aún una cuota de uso enorme. Hace años que Microsoft canceló las licencias de Windows 7 para OEMs y también la distribución comercial en retail. El sistema ha dejado de recibir cualquier tipo de mejora de funcionamiento o nuevas características y el soporte de Microsoft se ha reducido al mínimo absoluto, las actualizaciones de seguridad, que precisamente es la que finalizará el próximo enero.

De la misma manera, el soporte de la versión de la suite ofimática Office 2010 finalizará también en 2020. Microsoft recomienda la migración a la versión en nube, Office 365