Intel Alder Lake llevará la filosofía de procesamiento de smartphones a los PCs

Intel Alder Lake

Intel Alder Lake será una próxima microarquitectura que destacará por trasladar a los PCs la filosofía de diseño big.LITTLE propuesta por ARM y que se emplea masivamente en dispositivos como smartphones.

Ya conocíamos que el gigante del chip estaba trabajando en este tipo de diseños y la plataforma Lakefield dedicada a los dispositivos plegables con Windows 10X (como el Surface Neo) es una buena muestra de ello. Sin embargo, una filtración en foros chinos permite adentrarnos en el concepto y comprobar que Intel va a llevar el concepto a otras plataformas y a los PCs.

La tecnología big.LITTLE se extiende por millones en smartphones o tablets. La idea básica es combinar núcleos de procesamiento CPU de alto rendimiento con otro tipo de núcleos de menor potencia, pero con mayor eficiencia energética y de menor coste para equilibrar el rendimiento, la duración de la batería y el precio de venta final.

El Core i5-L16G7 (Lakefield) es una buena muestra de este diseño y será el primero de Intel que combina núcleos de procesamiento de diferentes arquitecturas y rendimiento. Intel Alder Lake va mucho más allá porque no se trata de dispositivos móviles donde su uso tiene un gran beneficio, sino en el del ordenador personal. La captura habla de varias configuraciones donde destaca una 8+8+1, que emplearía ocho núcleos de alto rendimiento; ocho núcleos de bajo rendimiento y una GPU integrada.

Está por ver si los 16 núcleos podrían funcionar conjuntamente o se irían deshabilitando unos u otros dependiendo del tipo de tarea a realizar. Vemos dos configuraciones con TDP de 80 y 150 vatios. Si bien no está claro por qué Intel está preocupado por la sobrealimentación en un entorno de escritorio, este tipo de diseños serían ideales para el segmento de portátiles, convertibles y 2 en 1.

Intel Alder Lake no es para mañana, sino para pasado, ya que precedería a los Rocket Lake que es la plataforma que debería suceder a los Comet Lake actuales. Y aún faltan años. El número de ellos dependerá de cuándo Intel logrará superar las complicaciones del paso a los procesos de fabricación de 10 nanómetros en lo que lleva años enfrascado.

Teniendo en cuenta las declaraciones de Intel en la conferencia TMT de Morgan Stanley, sabemos que la inversión en los procesos de 7 nm va a ser superagresiva y quizá esta microarquitectura sea quien la estrene. Si pueden solventar los problemas de producción y resolver una preocupante falta de stock que dura ya muchos meses y que como en otros productos puede verse penalizada por las consecuencias del coronavirus.

Otra información que revela esta filtración no nos gusta nada. Y es que -por las imágenes- Intel Alder Lake utilizará el zócalo LGA 1700 del que no teníamos noticias hasta ahora. Para la mayoría de consumidores es traumático este cambio de zócalo que se produce cada pocos años sin demasiadas ventajas técnicas que lo justifiquen. El resultado es que además del gasto en procesador, hay que adquirir una nueva placa base y en algunas ocasiones otros componentes, haciendo la compra imposible por la inversión que supone.

Hay que recordar que el lanzamiento de los Comet Lake-S es inminente. Es la nueva plataforma para ordenadores de sobremesa y emplean nuevo socket LGA1200 y nuevo chipset serie 400 (Z490, B460 o H410), lo que significa que no serán compatibles con plataformas anteriores. Si este cambio ya es controvertido imagina si en solo tres años hay que volver a cambiar la placa base por el nuevo zócalo LGA 1700.

Esta información es oficiosa y no ha sido confirmada por Intel. Veremos si la compañía apuesta por un diseño big.LITTLE en x86. No servirá para todos los PCs (no lo vemos para sobremesas o estaciones de trabajo), pero pueden ser útiles donde el consumo sí importe, portátiles, convertibles o mini-PCs.