Intel presenta los nuevos Xeon Ice Lake-SP: Hasta 40 núcleos y 80 hilos en 10 nm

Xeon Ice Lake-SP

El gigante del chip nos dejó ver, a puerta cerrada, los nuevos procesadores Xeon Ice Lake-SP, una renovación generacional muy esperada con la que Intel ha conseguido avances muy importantes en su conocida línea de CPUs profesionales, manteniendo, eso sí, su apuesta por la escalabilidad, la seguridad, la versatilidad y la escalabilidad.

Los nuevos procesadores Xeon Ice Lake-SP están optimizados para dar lo mejor de sí en diferentes entornos, entre los que podemos destacar:

  • Computación en la nube.
  • Centros de datos e inteligencia artificial.
  • Empresas y computación de alto rendimiento.
  • 5G y Edge.
  • Entornos donde la seguridad y el rendimiento deban ir de la mano, gracias a sus nuevas soluciones de seguridad y a la aceleración de cifrado integrada.

Estos nuevos procesadores están fabricados en proceso de 10 nm, uno de los más avanzados que existen actualmente, y tienen una densidad de transistores abrumadora. Los modelos más potentes vienen configurados con un total de 40 núcleos y 80 hilos, utilizan la arquitectura Sunny Cove, que representa un aumento importante en materia de rendimiento y de eficiencia, y cuentan con una serie de novedades funcionales que marcan una gran diferencia.

Xeon Ice Lake-SP

Según Intel, la mejora a nivel de IPC que logran los Xeon Ice Lake-SP ronda el 20%. Esto quiere decir que estos procesadores son hasta un 20% más potentes que un modelo de la generación anterior con la misma configuración de núcleos, y trabajando a la misma frecuencia. La mejora en términos de rendimiento bruto es notable, ya que alcanza el 46% en numerosas cargas, llega hasta el 74% en inferencia (inteligencia artificial) y se eleva a un 165% si comparamos el Xeon Ice Lake-SP 8380 con el Xeon E5-2699v4.

Intel también ha mejorado las funciones y características integradas en los nuevos Xeon Ice Lake-SP, es decir, ha ido más allá del rendimiento bruto, y ha creado un valor diferencial muy claro centrando el tiro en la seguridad, la aceleración especializada y la optimización. Los Xeon Ice Lake-SP cuentan con:

  • Extensiones de seguridad Intel a nivel de software.
  • Aceleración de cifrado.
  • Cifrado total de memoria.
  • Plataforma fiable de firmware.
  • Intel Deep Learning Boost.
  • Intel Speed Select Technology.
  • Instrucciones AVX-512.
  • Software optimizado a través de oneAPI.
  • Soporte de configuraciones de memoria DDR4 a 3.200 MHz en ocho canales.
  • 64 líneas PCIE Gen4.
  • Latencias reducidas y mayor cantidad de caché.
  • Gestión mejorada del consumo y mayor eficiencia.
  • Soporta hasta 8 TB de memoria por socket.

Esta nueva generación de procesadores de Intel representa una importante puesta al día y se muestran, desde el principio, como una solución muy competitiva, pero no ha sido la única novedad que ha presentado el gigante de Santa Clara. Intel acompañó la presentación de los nuevos procesadores Xeon Ice Lake-SP con cuatro grandes productos de primer nivel dirigidos al sector profesional, con los que la compañía que dirige Pat Gelsinger ha dado forma a un ecosistema impresionante.