Intel anuncia la segunda generación de su chip neuromórfico Loihi

Intel Loihi 2

Intel ha anunciado el lanzamiento de la Loihi 2, segunda generación de su chip neuromórfico, un procesador pensado para Inteligencia Artificial que, según aseguran desde la compañía, refleja con mayor acierto lo procesos del cerebro humano en comparación con otras tecnologías de Inteligencia Artificial. Este nuevo procesador, el Loihi 2, ha reducido su tamaño a la mitad pero cuenta con un nodo de proceso más avanzado. Ahora mide solo 31 milímetros cuadrados, pero contiene un millón de neuronas de impulso artificiales, ocho veces más que su predecesor.

Además, Loihi 2 ha ganado en flexibilidad, ya que cuenta más microcódigo extensivo, que refuerza el funcionamiento de las neuronas de impulso. Además, este nuevo chip lleva un framework de desarrollo nuevo, llamado Lava, que está desarrollado en Java y que se ha lanzado como open source. Así, los desarrolladores pueden trabajar en programas para Loihi sin tener acceso al hardware. Se puede obtener de manera gratuita a través de GitHub. Loihi 2 emplea la tecnología Intel 4 de la compañía, según intel ha renombrado sus generaciones de fabricación.

El microcódigo que lleva el chip, por otro lado, es más flexible que en la generación anterior, y permite a los desarrolladores «asignar variables y ejecutar un amplio rango de instrucciones organizadas como programas cortos utilizando lenguaje ensamblador».  Su mayor programabilidad le da la oportunidad de soportar una clase más amplia de problemas de optimización complejos. Además, ha mejorado el soporte de métodos de aprendizaje avanzados, incluyendo variaciones de retropropagación, el algoritmo principal del aprendizaje profundo. Esto amplía el alcance de los algoritmos de adaptación de aprendizaje eficiente de datos.

Loihi 2 cuenta también con modelos de neuronas que pueden programarse al completo, y con mensajería de impulsos generalizada. Esto abre la puerta a una amplia gama de modelos de redes neuronales nuevos, que se pueden entrenar mediante deep learning. Por otro lado, el chip soluciona una limitación práctica de la generación anterior, gracias a que integra interfaces de entrada y salida más rápidas, flexibles y estándar. Además, los chips Loihi 2 admitirán interfaces Ethernet, la integración con más sensores de visión basados en eventos y redes en malla de chips Loihi 2 más extensas.

Según Mike Davies, Director del Laboratorio de computación neuromórfica de Intel, destaca que «Loihi 2 y Lava aúnan los conocimientos de varios años de investigación colaborativa mediante la utilización de Loihi. Nuestro chip de segunda generación mejora en gran medida la velocidad, la programabilidad y la capacidad del procesamiento neuromórfico, ampliando sus usos en aplicaciones de computación inteligente con limitaciones de potencia y latencia. Estamos abriendo el código de Lava para responder a la necesidad de convergencia de software, evaluación comparativa y colaboración entre plataformas en este campo, así como para acelerar nuestro avance hacia la viabilidad comercial».