Consejos para reducir costes de impresión y ahorrar desde el primer día

Toda empresa tiene entre sus objetivos reducir gradualmente los costes de impresión y ahorrar dinero, un objetivo que puede parecer complicado si no queremos reducir el volumen de impresiones con el que trabajamos, pero la realidad es que podemos conseguirlo de manera sencilla, rápida y sin sacrificios.

En este artículo nos vamos a centrar en daros una serie de consejos que son efectivos desde el primer minuto, es decir, que ayudan a reducir los costes de impresión desde que se empiezan a aplicar.

Os recomendamos utilizarlos de forma conjunta, ya que así maximizaréis su eficacia y disfrutaréis de una reducción de costes mayor.

  1. Recurrir a consumibles originales HP de alta capacidad: a pesar de que es uno de los consejos más sencillos también es uno de los más efectivos. Con este tipo de consumibles podemos reducir los costes de impresión de manera directa hasta en un 50%.
  2. Imprimir a doble cara: utilizar el modo de impresión a doble cara nos permite reducir el consumo de papel en todo momento, lo que supone un ahorro acumulado que puede llegar a ser bastante importante.
  3. Fiscalizar la impresión y el uso del color: establecer medidas de control y de fiscalización del uso general de la impresora nos ayuda a hacer un uso más eficiente de la misma. También permite identificar usos indebidos de la misma, y nos ayuda a tomar las medidas necesarias para corregir posibles ineficiencias.
  4. Utiliza medidas de seguridad: con una configuración mínima de seguridad no sólo evitaremos posibles daños y pérdidas derivados de ataques a nuestras impresoras, sino que además mejoraremos el uso de las mismas. Sistemas como la autenticación Pull Print ayudan también a evitar que dos trabajos de impresión diferentes puedan mezclarse y que acaben en un desperdicio de recursos.

Esos cuatro consejos son la base fundamental para un entorno de impresión optimizado y eficiente, que nos permitirá ahorrar dinero desde la primera página.