Seis claves para superar el reto de elegir una nueva impresora

Elegir una nueva impresora para nuestra empresa puede ser un auténtico desafío. Hay muchas cosas que debemos tener en cuenta si queremos acertar y la variedad de modelos que podemos encontrar actualmente en el mercado puede hacer que la decisión acabe siendo aún más difícil.

Somos conscientes de esta realidad, y por ello queremos compartir con vosotros seis claves que os ayudarán a superar con éxito el reto de elegir una nueva impresora.

  1. Volumen de impresión: Debes tener claro cuánto va a imprimir tu empresa al mes, ya que ello determinará si necesitas una impresora de mayor o menor rendimiento. Si por ejemplo imprimes entre 2.000 y 4.000 páginas al mes la serie HP PageWide sería una buena opción.
  2. Cómo vas a imprimir: Si sólo vas a imprimir en blanco y negro y formato estándar una impresora láser monocromo puede ser ideal para tu empresa, pero si piensas recurrir al color y vas a necesitar características multifunción deberías buscar otras opciones (HP PageWide o HP Color LaserJet por ejemplo).
  3. Considera las funciones avanzadas: Es posible que no vayas a necesitar WiFi ni funciones avanzadas como NFC hoy, ¿pero y a corto plazo? Tenlo presente y no seas corto de miras, considera siempre la necesidad de este tipo de funciones a medio plazo ya que te evitará renovaciones anticipadas.
  4. Coste por página: Es un punto vital, en el que debes buscar tres grandes puntos; el consumo energético, la posibilidad de imprimir a doble cara y la disponibilidad de consumibles de alta capacidad. Si eliges una impresora que cumpla esos tres puntos empezarás a ahorrar dinero desde la primera impresión.
  5. Soporte y seguridad: En ocasiones es un elemento que se pasa por alto, pero su importancia es clara. Las funciones avanzadas de seguridad nos permitirán cuidar la seguridad de nuestro entorno de impresión, mientras que un buen soporte de software nos ayuda a aprovechar al máximo nuestra impresora.
  6. Programas de reciclaje: Si queremos reducir nuestra huella de carbono es una opción muy útil, y además puede ayudarnos a simplificar la gestión de los cartuchos usados que salen de nuestro entorno de impresión.