Costes de impresión, ¿qué impacto tienen en mi empresa?

Tener un entorno de impresión propio conlleva asumir unos determinados costes de impresión, que pueden ser mayores o menores en función de la eficiencia y optimización del mismo, algo sobre lo que ya hemos hablado en artículos anteriores y que aparcaremos a un lado en esta ocasión, ya que nuestro objetivo es concretar y entender mejor el impacto real que dichos costes pueden tener en una empresa.

Volumen de trabajo, pilar central

Los costes de impresión no sólo dependen de esa eficiencia y optimización a la que hicimos referencia, sino que también están relacionados directamente con el volumen de trabajo de nuestra empresa, es decir, con el uso que hagamos de los dispositivos de impresión.

Obviamente cuanto más imprimimos más costes deberemos asumir, pero no sólo por el gasto de consumibles (tinta o tóner, electricidad y papel), sino también por posibles mantenimientos e intervenciones en las impresoras derivados del simple uso de las mismas.

Lo podremos entender mejor con un ejemplo; si imprimimos 6.000 páginas al mes tendremos un coste fijo por ese volumen de trabajo,aunque podremos modularlo optimizando y mejorando la eficiencia de nuestro entorno de impresión.

Costes de impresión, entendiendo mejor su impacto

Una vez que hemos comprendido el apartado anterior podemos ver que los costes de impresión suponen un gasto mínimo fijo que tendremos que asumir mes a mes para poder sacar adelante la actividad profesional de nuestra empresa, es decir, un gasto necesario.

Sin embargo debemos superar esa visión simplista que reduce su impacto a lo económico, ya que como anticipamos los costes de impresión no sólo tiene un efecto en términos de dinero, sino también en cuanto a disponibilidad de recursos IT y flujo de trabajo, estos dos últimos derivados de las necesidades de asistencia y mantenimientos que conlleva el simple uso de las impresoras.

Esto quiere decir, volviendo al ejemplo anterior, que si esa empresa tiene un coste medio por página de 0,020 euros su gasto mensual será de 120 euros, a lo que habrá que sumar papel, electricidad y todo el gasto derivado de la inversión de recursos IT y posibles consecuencias negativas en flujo de trabajo por intervenciones y mantenimientos.

Resumiendo, los costes de impresión repercuten tanto en recursos económicos como humanos.

¿Qué puedo hacer para reducir el impacto de los costes de impresión?

Por fortuna la innovación que ha introducido HP en sus últimas impresoras consigue reducir enormemente el impacto total de los costes de impresión en sentido amplio.

El mejor ejemplo lo tenemos en las nuevas impresoras PageWide, que reducen el coste medio por página hasta en un 50% y el gasto energético hasta en un 84% frente a soluciones láser equivalentes, pero además ofrecen una fiabilidad total y permiten utilizar consumibles de alta capacidad y bandejas de papel adicionales.

Todo esto reduce al mínimo las intervenciones y los mantenimientos, algo que ya confirmó la prestigiosa BLI en este artículo.

Más información: HP.