Entornos de impresión ineficientes; ¿por qué son un problema?

El entorno de impresión de toda empresa representa un conjunto de herramientas de trabajo de las que depende no sólo la capacidad productiva de la misma, sino también los gastos que deberá soportar de forma continuada.

Esto significa que de la eficiencia de ese entorno de impresión dependen no sólo la capacidad de trabajo de nuestra empresa, sino también otros aspectos como la calidad del mismo, la seguridad y los costes.

Con ese sencillo resumen ya podemos empezar a entender las consecuencias negativas que puede tener un entorno de impresión ineficiente, pero en este artículo vamos a profundizar sobre esa cuestión para que tengáis claro qué es exactamente y qué efectos puede producir.

Entorno de impresión ineficiente, ¿qué es?

Podemos calificarlo como aquél que no cumple adecuadamente con todas las necesidades de una empresa, o que aún haciéndolo no lo consigue con unos costes o una calidad aceptables.

Lo entendemos mejor con un ejemplo: tenemos una empresa dedicada al diseño gráfico, donde elaboramos proyectos importantes a razón de 3.000 impresiones al mes y necesitamos el menor coste posible al trabajar en color, pero también una buena calidad y una alta durabilidad en las impresiones.

Si nuestras impresoras son capaces de sacar de forma óptima hasta 4.000 páginas al mes pero el coste por página es muy alto tendremos una ineficiencia, y lo mismo ocurriría a la inversa, es decir, con una impresora que tiene un bajo coste por página pero no está diseñada para trabajar de forma óptima con esa carga.

También podemos encontrar ineficiencias en materia de gestión, funciones adicionales y seguridad en la impresión.

Problemas inherentes a un entorno de impresión ineficiente

Pueden ser muchos y muy variados ya que depende de qué tipo concreto de ineficiencia o ineficiencias padezca nuestro entorno de impresión, pero estos son los más importantes:

  • Altos costes de impresión, que mes a mes harán mella en nuestros ingresos.
  • Ralentización del flujo de trabajo, debido al uso de impresoras que no están diseñadas para sacar adelante altos volúmenes de impresión mensual de forma óptima.
  • Mantenimientos adicionales y pérdidas de horas de trabajo por gestiones y reparaciones, así como por posibles brechas de seguridad.

Pasos básicos para superar un entorno de impresión ineficiente

Lo ideal es empezar por un análisis de impresión, servicio que HP ofrece de forma gratuita, y a partir de ahí ir tomando las medidas que sean necesarias.

En caso de que queramos asumir un proyecto de renovación y mejora del entorno de impresión lo más recomendable es apostar por los servicios de impresión gestionada de HP, sobre todo en el caso de empresas grandes y complejas.