Consejos para reducir las interrupciones en tu entorno de impresión

Cualquier entorno de impresión necesita de un mínimo de interrupciones para realizar mantenimientos básicos que aseguren su correcto funcionamiento, pero estos se pueden incrementar de forma innecesaria si no adoptamos una serie de medidas básicas que garanticen un funcionamiento óptimo del mismo.

Las interrupciones innecesarias o evitables suponen una pérdida de tiempo y si se producen de forma continuada y con excesiva frecuencia pueden acabar siendo problemáticas. Su importancia es indudable, así que en este artículo queremos daros tres claves sencillas que os ayudarán a reducir esos parones innecesarios.

1-Utiliza bandejas adicionales de papel

Si tu entorno de impresión necesita sacar adelante ciclos de trabajo muy intensos y registra varios miles de impresiones al mes debes considerar el uso de bandejas adicionales de papel, ya que gracias a ello tus impresoras tendrán una mayor capacidad de alimentación.

Lo explicamos mejor con un ejemplo. Imagina que imprimes cinco mil páginas a la semana y tu impresora tiene una capacidad de alimentación máxima de 500 páginas, tendrías que parar para reponer papel diez veces a la semana.

Sin embargo si tu impresora puede llegar hasta las 2.500 páginas de capacidad de entrada con bandejas adicionales de alimentación sólo tendrías que parar a reponer papel dos veces a la semana.

2-Utiliza consumibles originales de alta capacidad

Los consumibles originales ofrecen una mayor calidad de impresión y una mayor fiabilidad que los consumibles no originales. Las versiones de alta capacidad también permiten imprimir más páginas por menos dinero, lo que ayuda a reducir el coste por página y las interrupciones.

Siguiendo con el ejemplo que hemos puesto en el punto anterior con los cartuchos originales HP 973X (para impresoras PageWide) podríamos imprimir hasta 10.000 páginas en negro y 7.000 páginas en color, lo que significa que podríamos cubrir prácticamente un mes sin tener que parar a cambiarlos.

3-Cuida y mantén en buen estado tu impresora

Mantener la impresora limpia nos ayudará a que la misma no acumule polvo ni suciedad y a que sea capaz de trabajar sin ningún tipo de problema. Esto puede ayudar a alargar su vida útil y hará que sea menos propensa a mostrar errores y a sufrir atascos de papel.

Las actualizaciones de firmware también son importantes, ya que contribuyen a mejorar su funcionamiento y la seguridad, así como la compatibilidad con todos los dispositivos de nuestro entorno de impresión.

Adoptar medidas de seguridad, de gestión y de fiscalización también es fundamental para simplificar el mantenimiento y el control de nuestro entorno de impresión.