Reciclaje en el entorno de impresión: clave en cualquier política Green IT

El reciclaje se ha convertido en algo fundamental para afrontar la situación actual del sector tecnológico. Gracias al reciclaje es posible recuperar equipos obsoletos y evitar que éstos acaben tirados en vertederos, y también se aprovechan recursos como el plástico de los cartuchos de tinta y tóner y el cartón y el papel de los embalajes.

Por ello podemos decir con total contundencia que el reciclaje en el entorno de impresión es algo fundamental para el establecimiento y cumplimiento de estrategias de Green IT, ya que a través de ellas se busca adoptar medidas para reducir el impacto que tiene una determinada actividad profesional en el medio ambiente. Green IT y sostenibilidad van por tanto cogidas de la mano.

HP es consciente de la importancia y del valor que tiene el reciclaje en cualquier entorno de impresión profesional, y por ello lleva décadas contribuyendo al cuidado del medio ambiente con Planet Partners, un programa al que puede acogerse cualquier empresa y que puede ayudar a reforzar las políticas de Green IT de forma sencilla y sin coste.

Para entender mejor el peso que tiene este programa basta con echar un vistazo a algunas cifras. Por ejemplo en 2016 el programa Planet Partners recicló alrededor de 102.000 toneladas de hardware y unas 17.000 toneladas de cartuchos de tinta y tóner. Es evidente que esto ha tenido efectos positivos en el cuidado del medio ambiente, pero HP ha ido más allá y ha utilizado el reciclaje para mejorar la vida de las personas más necesitadas.

Hoy más del 75% de los cartuchos de tinta y el 24% de los cartuchos de tóner de HP están fabricados con plástico reciclado, un material que se combina con plásticos nuevos para asegurar un funcionamiento totalmente óptimo de dichos consumibles. Esto significa que los consumibles de HP son respetuosos con el medio ambiente, pero siguen ofreciendo una alta fiabilidad.

Adoptar un programa de reciclaje como Planet Partners en nuestra empresa nos ayudará a deshacernos de los cartuchos de tinta y tóner gastados, y también de los equipos informáticos y de impresión que ya no necesitamos sin ningún tipo de esfuerzo. Al mismo tiempo nos facilitará el cumplimiento de medidas de Green IT y contribuirá a reducir al huella de carbono de nuestra empresa.