Tres claves que explican la importancia de la velocidad de impresión

Ayer vimos la importancia de la capacidad óptima de impresión en un entorno de impresión profesional, un aspecto fundamental que debemos unir a la velocidad de impresión para conseguir una optimización plena.

Decimos esto por una razón muy sencilla, y es que una impresora que pueda sacar adelante miles de páginas al mes pero no tenga una buena velocidad de impresión trabajará de forma lenta y perjudicará al ritmo de trabajo de nuestra empresa.

En este artículo vamos a repasar el valor que ofrece la velocidad de impresión a través de tres claves sencillas:

  1. Permite sacar adelante grandes cargas de trabajo en poco tiempo: Es la consecuencia directa más importante y sin duda una de las más valiosas para cualquier empresa. Tener una impresora que pueda sacar adelante cientos de páginas en unos minutos agiliza el flujo de trabajo y permite afrontar con garantías cualquier desafío.
  2. Reduce las esperas en impresoras compartidas: Las impresoras compartidas que van a cubrir las necesidades de impresión de varios empleados deben contar con una alta velocidad de impresión, ya que así se reducen al mínimo las esperas para utilizarlas y se mejora la productividad de los empleados.
  3. Aporta una mayor flexibilidad: Las impresoras con una alta velocidad de impresión se adaptan mejor a cualquier cambio en las necesidades de nuestro entorno de impresión y pueden ofrecer un funcionamiento óptimo durante más tiempo.

Si buscamos impresoras rápidas, eficientes y con un bajo coste por página las HP PageWide son sin duda una excelente opción, ya que aportan un valor sólido a cualquier entorno de impresión.