WiFi y NFC en impresoras, cosas que debes saber

La conectividad WiFi y NFC se ha convertido en algo fundamental para muchas empresas, algo comprensible dado el enorme auge que ha experimentado el BYOD («trae tu propio dispositivo») y la implementación de características avanzadas como la impresión móvil.

En ese escenario el hecho de disponer de WiFi y NFC en impresoras añade un valor claro que además está fuera de toda duda, aunque vamos a analizarlo de forma separada para que podáis entender mejor qué representan ambas conexiones y qué aportan a nuestra empresa cuando se integran en soluciones de impresión.

Conectividad WiFi

Es una de las características más comunes en impresoras profesionales, y es fundamental por dos grandes razones que vamos a ver a continuación:

  • Facilita la integración de la impresora en cualquier entorno de impresión y simplifica la creación de una red de trabajo, en la que podremos conectar al instante nuestros equipos y dispositivos móviles sin complicaciones. No tendremos que recurrir a instalaciones complejas ni a cableado para poder imprimir directamente desde cualquier dispositivo, nos bastará con está conectados a la misma red WiFi que la impresora.
  • Nos permite imprimir directamente desde cualquiera de los dispositivos que tengamos conectados, lo que contribuirá a agilizar en gran medida todo el flujo de trabajo. Así si por ejemplo recibimos un documento en nuestro smartphone o tablet podremos imprimirlo directamente, no tendremos que pasarlo al PC y después imprimirlo. Es muy útil, sobre todo en situaciones concretas, como por ejemplo cuando debe haber comunicación entre departamentos ubicados en zonas o plantas diferentes.

Conectividad NFC

El NFC es un sistema de conexión inalámbrica que facilita comunicaciones entre dispositivos y la impresora a distancias muy cortas. Esto hace que sea utilizado sobre todo como sistema de autenticación y como complemento de la conexión WiFi.

Como hemos dicho a diferencia del WiFi el NFC tiene un alcance muy limitado, normalmente de unos pocos centímetros, pero se puede utilizar para establecer una conexión segura entre la impresora y el dispositivo de manera casi instantánea.

Es una herramienta muy útil que añade un gran valor a cualquier impresora profesional de última generación.

Notas finales

Si tuviéramos que valorar la conexión WiFi y NFC y decir si son imprescindibles podríamos concluir que la primera sí, ya que la conectividad WiFi es una pieza fundamental que permite dar forma a un entorno de impresión flexible, más eficiente y libre de cables.

Por contra la conectividad NFC no es imprescindible, pero en entornos donde se recurre en gran medida al BYOD aporta un valor claro y es muy recomendable.