Antonio Acosta, de everis: “Conseguir la certificación Technical Architect de Salesforce me dejó mentalmente exhausto”

Antonio Acosta, de everis: "Conseguir la certificación Technical Architect de Salesforce me dejó mentalmente exhausto"

Como responsable del Centro de Excelencia Salesforce en everis, Antonio Acosta tiene que coordinar y asesorar todos los proyectos relacionados con la Plataforma Salesforce en su empresa. Por ello, recientemente aprobó la certificación Technical Architect de Salesforce (CTA), convirtiéndose en una de las dos personas en España que la posee, y de los pocos a nivel mundial.

Ingeniero técnico en Informática de Sistemas por la Escuela Politécnica de la Universidad de Extremadura, Antonio tiene un profundo interés por los retos tecnológicos y cuenta con más de 11 años de experiencia en el negocio de la consultoría de TI, focalizado en la integración de sistemas, el diseño de elementos arquitectónicos y en tecnologías Cloud (principalmente Salesforce).

MCPRO: ¿En qué consiste la certificación Technical Architect de Salesforce?

Antonio Acosta: Trabajo en everis, una consultora de negocio de carácter internacional, y contar con esta certificación supone la culminación del conocimiento de la Plataforma Salesforce, que me permite responder a todas las necesidades de nuestros clientes en esta materia.

Esta certificación significa, además, que poseo los conocimientos y las habilidades necesarios para enfocar y diseñar soluciones cubriendo los distintos aspectos de la Plataforma: seguridad, integraciones, gobierno, gestión del ciclo de vida, modelado de soluciones, etc.

MCPRO: ¿Cuánto tiempo te llevó conseguirla?

Antonio Acosta: Conseguir la certificación es una labor que me ha llevado algo más de un año de esfuerzo, ya que he tenido que compaginar vida laboral, personal y académica. Durante todo este camino he tenido que ir adquiriendo una a una las 14 certificaciones que poseo en la actualidad y que me han permitido obtener el conocimiento técnico necesario para afrontarla.

MCPRO: ¿En qué consiste ese examen? ¿Te resultó difícil?

Antonio Acosta: El examen consiste en una prueba teórica dividida en tres partes:

Preparación del escenario hipotético: Se te presenta un escenario hipotético (algo parecido a lo que en nuestro sector llamamos una RFP –Request For Proposal-). En mi caso de unas nueve páginas de requerimientos en las que debía comprender el contexto y necesidad para diseñar una solución. Como material de apoyo dispuse de un ordenador con PowerPoint, papel, flipchart, bolígrafos y rotuladores.

Presentación de la solución: Cuando finaliza el tiempo de preparación debes presentar la solución a un jurado de expertos en Salesforce. Esta fase de la prueba me resultó singular, ya que habitualmente las defensas a RFPs son interactivas, mientras que en este caso el jurado no participó.

Sesión de Q&A (preguntas y respuestas): Durante esta sesión los jueces van planteando preguntas acerca de la solución para comprender el conocimiento que tienes de la materia, ahondando en detalles bastante técnicos. Además, cambian algunos aspectos del escenario presentado para observar tu flexibilidad ante cambios y observar si eres capaz de actualizar tu enfoque manteniéndolo sostenible, escalable y sin impactar a otras partes de la solución.

La duración total de la prueba fue de unas cuatro horas y media con descansos de unos 15 minutos entre partes. He de reconocer que es una prueba bastante estresante que en mi caso me dejó mentalmente exhausto; con lo que el hecho de conseguir pasarla me supuso una gran satisfacción personal.

MCPRO: ¿Por qué crees que hay tan pocas personas que tengan la CTA en España?

Antonio Acosta: No creo que haya una única razón sino una combinación de factores. Seguramente haya personas que se encuentren en la situación en la que me encontraba yo antes de comenzar el viaje y que desconozcan la existencia de esta certificación. Por otro lado, posiblemente otros muchos estén ahora mismo en el proceso de obtención de la certificación. No obstante, como comentaba anteriormente se trata de un proceso complejo que requiere de mucho esfuerzo y de tiempo de preparación.

MCPRO: ¿Qué metas crees que vas a poder alcanzar teniendo esta certificación?

Antonio Acosta: Entre las metas que ya he comenzado a alcanzar está la capacidad de comprender aspectos complejos relacionados con diversos ámbitos del sistema, así como cierta agilidad a la hora de resolver situaciones. Además, he de reconocer que tener esta certificación me sitúa en una muy buena situación laboral, con un alto reconocimiento tanto por parte de los profesionales de mi compañía como de nuestros clientes.

MCPRO: ¿Qué importancia le das a las certificaciones dentro del mundo TI?

Antonio Acosta: En everis es fundamental ofrecer a nuestros clientes un servicio de calidad que dé respuesta a sus necesidades de negocio. En este sentido, contar con un equipo profesional que tiene conocimientos profundos y específicos de diferentes tecnologías es un claro valor añadido para las empresas con las que trabajamos.

En la actualidad, soy responsable del Centro de Excelencia de Salesforce de everis y cuento con un grupo de profesionales altamente especializados y cualificados que deben estar a la vanguardia del conocimiento Salesforce. Por ello, procuro motivar a mi equipo explicándoles que las certificaciones deben ser un medio para adquirir el conocimiento que les permita brillar.