Las mujeres en el mundo TIC

El 8 de este mes se celebra el día de la Mujer. Seguramente ya sabías que el sector tecnológico está fundamentalmente compuesto por hombres, pero ¿sabías que muchos de los grandes estudios pioneros fueron llevados a cabo por mujeres? A continuación, os presentamos a diez de las mujeres más influyentes e imprescindibles en el desarrollo de la tecnología y la informática.

Ada Lovelace (1815-1852): Augusta Ada King, Condesa de Lovelace, es considerada la primera programadora informática. En 1843, publicó unas anotaciones sobre la máquina analítica de Baddge, antecesor del ordenador moderno, describiendo, por primera vez, un lenguaje de programación. Tuvo que firmar con sus iniciales para que no se supiera que era una mujer. Finalmente, en 1953 las notas de Ada volvieron a ser publicadas, esta vez, bajo su nombre completo.

Hedy Lamarr (1914-2000): Hedwig Eva Maria Kiesler, actriz e inventora inventora del sistema de frecuencia que hoy en día usan los GPS, el Bluetooth y el WiFi. Con tan sólo 16 años comenzó sus estudios en ingeniería. En 1940, inventó el espectro ensanchado por salto de frecuencia que permitió la comunicación inalámbrica a largas distancias, que posteriormente sería utilizado en 1962 durante la Crisis de los Misiles en Cuba. No recibió el reconocimiento merecido, pero ella lo tenía bien claro: “Soy mujer por encima de cualquier cosa”.

Top Secret Rosies: grupo de mujeres conocidas por ser las programadoras de uno de los primeros computadores electrónicos, el ENIAC (Electronic Numerical Integrator And Computer), durante la II Guerra Mundial. El sistema del ENIAC se basaba en procesar operaciones matemáticas para calcular las trayectorias de los proyectiles, entre otros usos. Las Top Secret Rosies fueron incluidas en el Women In Technology International Hall of Fame.

Ángela Ruiz Robles (1895-1975): escritora, profesora e inventora, en 1949 registró la patente de la primera propuesta de la enciclopedia mecánica, bajo el nombre de «Procedimiento mecánico, eléctrico y a presión de aire para lectura de libros», antecesor del eBook. Posteriormente, en 1962 se realizó el primer prototipo, el cual podemos verlo en la exposición permanente del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología de La Coruña.

Rózsa Péter (1905-1977): esta matemática ha sido reconocida como la principal contribuidora a la Teoría de Funciones Especiales Recursivas. A lo largo de su carrera escribió numerosos libros y recibió numerosos honores y premios por su labor para la ciencia. En 1973 se convirtió en la primera mujer elegida miembro de la Academia Húngara de Ciencias.

Grace Murray Hopper (1906-1992): científica y militar de profesión, era conocida por muchos como Amazing Grace. Fue la primera programadora del MARK I y es considerada la madre del COBOL. Fue muy influyente en muchas empresas gracias a sus conocimientos, empresas dominadas en su totalidad por hombres.

Karen Spärck Jones (1935-2007): realizó una gran contribución a la recuperación de información y desarrollo de lenguaje computacional. También tuvo un papel fundamental en la investigación de los Sistemas Basados en Conocimiento Inteligente dentro del programa Alvey.  Siempre ha tenido un gran reconocimiento por la comunidad científica, recibiendo numerosos premios y condecoraciones.

Mary Kenneth Keller (1913-1985): monja e informática, es conocida por ser la primera mujer en acceder a la Universidad de Dartmouth, por ser la primera mujer doctorada en computación en Estados Unidos, por ser miembro del equipo de desarrollo del lenguaje de programación BASIC.

Frances E. Allen (1932): esta informática es pionera en el campo de optimización de compiladores, además ha realizado importantes trabajos en optimización de código y computación paralela. A lo largo de su carrera ha recibido numerosos premios y reconocimientos como el Turing, premio Nobel de Computación.

Radia Perlman (1951): ingeniera de profesión, es conocida como la madre de Internet. Tiene más de 100 patentes, entre ellas la del protocolo Spanning Tree (STP). Fue miembro de Sun Microsystems, ha colaborado con numerosas universidades y ha recibido numerosos premios, como el SIGCOMM.