El mundo de la automoción y la tecnología

En la actualidad cada vez es más difícil imaginar el día a día sin la tecnología a nuestro alrededor. Es por ello por lo que los mercados van abriendo sus fronteras e innovando para satisfacer las necesidades de sus clientes. El sector del automóvil también se ha unido a esta revolución y avanza a buen ritmo hacia una digitalización total.

Los automóviles han pasado a considerarse “vehículos inteligentes” ya que hoy día está garantizada una movilidad en la que la conectividad es del 100%. Esto ha sido posible gracias al IOT (Internet de las Cosas) que permite conocer desde los dispositivos móviles cuál es el consumo del vehículo, el estado del tráfico, dónde hay un parking cerca, responder un Whatsapp utilizando simplemente la voz, cambiar de emisora de radio e incluso puede evitar al conductor una de las tareas más arduas, el estacionamiento.

Y las innovaciones no solo han facilitado el proceso de conducción, sino también el proceso de elección de coche. Han aparecido los concesionarios inteligentes donde es posible ver las prestaciones de coche en pantallas táctiles sin ser totalmente necesaria la charla con el comercial; se pueden probar la conducción del coche a través de simuladores en un entorno virtual y en estos casos, el comercial se encarga de explicar al futuro cliente los espacios interactivos del concesionario, así como de las cuestiones principales como el precio, los plazos de entrega o los métodos de compra.

Es más, el concesionario será un mero escaparate, ya que la compra podrá efectuarla el cliente en línea. Hay que tener en cuenta que el cliente valorará, además de cuestiones de mecánica y diseño, el servicio recibido y los servicios añadidos, por ello la experiencia toda la experiencia que se genere en el concesionario, y en el proceso de compra en general, será clave para que finalmente el usuario compre el vehículo.

En un futuro no muy lejano, la automoción de la mano de la tecnología logrará que el sector llegue a ser 100% digital en el que el cliente será el centro de atención.