Errores comunes a la hora de elaborar tu CV

Encontrar tu trabajo ideal ya es un trabajo en sí mismo. En esta ardua rutina juega un papel fundamental nuestro currículum, que será nuestra carta de presentación y la primera impresión que el reclutador se lleva de nosotros, además nos servirá para diferenciarnos de otros candidatos con características similares.

Os dejamos un listado con algunos de los errores más comunes:

  1. Poner solo como título “cv” o “currículum”. Es importante identificarnos en el título de nuestro CV.
  2. Que sea demasiado largo. Un reclutador revisa una media de 30 CV diarios por lo que es muy importante aprender a destacar lo verdaderamente importante de nuestro perfil, y omitir datos irrelevantes.
  3. Datos irrelevantes, enlazando con el anterior, es importante dar datos imprescindibles para el reclutador, como nuestro teléfono móvil o nuestro mail de contacto, sin embargo, puedes evitar datos como, por ejemplo, tu estado civil.
  4. Email inapropiado. Es importante que tengas una dirección de e-mail dedicada solo a temas laborales que sea sencilla a la par que seria.
  5. Errores de ortografía y redacción. Da igual a qué te dediques, un CV correcto es señal de profesionalidad, y la falta de corrección a la hora de escribir podría provocar que el reclutador incluso deje de leer tu CV. También debes intentar que tu CV sea dinámico y atractivo, no utilices frases trilladas.
  6. Objetivo laboral genérico. La empresa valorará mucho si cumples demuestras que podrás resolver las necesidades de la empresa, y si cumples los requisitos especificados en la oferta.
  7. No incluir logros. Tendemos a describir funciones y actividades, pero mucho más importante es explicar qué importancia tuvimos para la organización en nuestros anteriores puestos de trabajos. Por ello, explica tus logros, metas alcanzadas, reconocimientos, y todo lo que consideres que merece la pena destacar de tu labor profesional.
  8. Una mala foto. Incluye una foto actualizada. Un reclutador recuerda mejor los CV que tienen fotografía, le da presentación y personalidad al documento. Eso sí, es importante, al igual que en el resto de los puntos, que la fotografía sea profesional, así como personal, evita poner las fotografías de los títulos o certificados, son demasiado formales.
  9. No des por hecho que el reclutador conoce el sector como tú. El reclutador no tiene que conocer en profundidad las tecnologías que tú conoces, es un error dar por hecho que por nombrar una tecnología en tu currículum darán por hecho que conoces otras similares.