Las tecnologías no se destruyen, se transforman

¿Desaparecerá la prensa de papel? ¿Agoniza la TV tal y como la conocemos? La velocidad con la que avanza los sistemas y tecnologías de la información hace que surjan dudas sobre su desaparición tarde o temprano. Esto también ocurre con las tecnologías y, en consecuencia, con las necesidades de las empresas a la hora de contratar perfiles tecnológicos.

Flash ha sido la tecnología menos demanda en 2018 con un 0,03% junto a Flex/Air, sumando apenas un 0,16% del total entre los dos. Estas tecnologías han perdido peso en el desarrollo web a favor de tecnologías más punteras y versátiles. Éstas han favorecido un desarrollo más ágil que abarca campos más amplios del actual desarrollo web como el SEO, el SEM, el diseño adaptado a móviles y la compatibilidad con todos los navegadores y plataformas existentes.

Estas tecnologías punteras, que se engloban dentro del llamado desarrollo Front, son Javascript y sus respectivos frameworks y librerías como AngularJS, JQuery, Typescript, etc. que abarcan un 20,4%. Le siguen de cerca el nuevo estándar HTML5 con un 15%, y el lenguaje de estilos CSS con sus preprocesadores SASS y LESS (que potencian este lenguaje), entre todos suman un 10,8% del total.

Otra de la tecnología menos buscada es Objetive-C, únicamente se ha requerido conocer esta tecnología en un 0,44% de las ofertas. La buena acogida que ha tenido Swift por parte de los desarrolladores ha provocado que Objetive-C haya ido siendo “reemplazada”.

Orígenes de Swift

Swift apareció en el año 2010 y fue creado por Apple para el desarrollo de aplicaciones en iOS, OS X y Apple TV. Algunas de sus ventajas comparándolo con Objetive C es que Swift es mucho más potente; es más seguro ya que su estructura obliga a cumplir una serie de requisitos para garantizar la seguridad y en el caso de existir un fallo, alerta durante el tiempo de compilación y no durante el de ejecución; es más sencillo y fácil de mantener, además las aplicaciones se ejecutan más rápidamente. Este listado de ventajas, junto a otras, le ha permitido ir ocupando el lugar de Objetive-C.

Como consecuencia de este cambio, Cocoa, un framework para el desarrollo de aplicaciones nativas en iOS, ha bajado hasta un 0,03% convirtiéndose en uno de los menos demandados. En esta tarea han colaborado los entornos para la creación de aplicaciones híbridas como Ionic o React Native que han evolucionado hasta obtener una calidad similar a las apps hechas con tecnología nativa con la ventaja de que estas además son multidispositivo. Entre los candidatos de Ticjob que conocen alguno de los dos lenguajes, un 59% manejan Ionic, y el 41% restante React. Escoger entre una de las dos dependerá de los lenguajes con los que haya trabajado antes el programador, Angular JS aplicado al desarrollo web en el caso de Ionic, y si por el contrario conoce React o viene de un desarrollo nativo probablemente elija la opción de React Native.

Por último, también podemos encontrar dos tecnologías con mucha historia en el terreno de las menos demandadas y estas serían Delphi con un 0,2% y Perl con un 0,47%. Éstas están siendo sustituidas por tecnologías más escalables y en constante actualización como pueden ser Java, la más demandado con un 36% del total, y C# con un 17%. NodeJS, un framework de Javascript, también está alcanzando, en estas últimas fechas a estos dos gigantes. No obstante, lo positivo de conocer o aprender estas tecnologías en peligro de extinción es que la cantidad de perfiles especializados es cada vez menor y aún quedan muchos sistemas que contienen estas tecnologías, por lo tanto ¿Sería anticuado aprender a programar en estas tecnologías, o, por el contrario, podría ser una oportunidad?

En conclusión, podemos deducir que al igual que la energía, la tecnología no se destruye sólo se transforma.