Vuelta a la rutina

El síndrome postvacacional no es una patología en sí misma, sino un trastorno adaptativo. Los síntomas son similares al estrés, y suele manifestarse después de un periodo de descanso, cuando el cuerpo tiene que volver a responder a las altas demandas que exige la rutina laboral.

Los síntomas de este trastorno suelen ser: bajo estado de ánimo, decaimiento, apatía, ansiedad, falta de energía etc., y a muchos estos síntomas os serán familiares ya que se calcula que puede sufrirlo un 30% de los trabajadores tras la vuelta de un periodo vacacional.

Pero si lo has sufrido o lo estas sufriendo no debes angustiarte, ten paciencia, no suele durar más de 2 semanas. Aun así, queremos darte unos consejos para que tu proceso de adaptación sea lo más llevadero posible:

  • Reserva unos días después de las vacaciones para tu adaptación. Volver a casa de forma anticipada y relajada te permitirá prepararte tanto física, como mentalmente para el retorno a la actividad laboral.
  • Vuelve a tu rutina de horarios de forma suave y progresiva. No trasnoches e intenta no levantarte tarde los días antes de tu vuelta al trabajo.
  • Divide las vacaciones, suelen ser más propensa a sufrir el síndrome postvacacional las personas que tienen periodos vacacionales más largos.
  • Tómate con calma la vuelta a la rutina. Intenta organizar tus tareas los primeros días y prioriza lo que es más importante y urgente. Se flexible, descansa si estas cansado.

Y el remedio más importante: ¡disfruta con lo que haces!, si te sientes realizado en tu trabajo la vuelta será mucho más fácil. Si por el contrario, tu trabajo tiende a estresarte siempre tienes la opción de reorganizar tu vida, el periodo postvacacional puede ser buena época para buscar un nuevo trabajo que te motive.

En Ticjob.es encontrarás tu oferta TIC a media, échales un vistazo, tu vuelta a la realidad dejará de ser lo mismo.