Conecta con nosotros

Noticias

Tecnológicas que incumplan leyes de la UE recibirán multas del 6% al 10% de su facturación

Publicado el

Tecnológicas que incumplan leyes antimonopolio de la UE recibirán multas del 6% al 10% de su facturación

Las grandes plataformas tecnológicas, entre las que están Google, Apple, Amazon y Facebook, se enfrentarán a fortísimas multas si no cumplen las leyes antimonopolio de la Unión Europea. Así figura en el texto de la Ley de Servicios Digitales (DSA), de la que se ha filtrado una copia y que todo apunta a que su borrador será presentado hoy mismo, según Euractiv.

Según la DSA, las plataformas se enfrentarán a multas de miles de millones de euros (entre el 6% y el 10% de su facturación) si no son capaces de cumplir nuevas normas de transparencia en publicidad, eliminación de contenido ilegal o acceso a los datos. Además, esta ley pondrá en marcha lo que han denominado «herramienta de investigación de mercado» para detectar comportamiento anticompetitivo en la economía de plataformas.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Tal como puede leerse en el texto de la ley, «la Comisión puede imponer a la gran plataforma online afectada multas que no superen el 6% de su facturación total del año financiero anterior si descubre que dicha plataforma, ya sea de forma intencional o negligente, infringe las provisiones relevantes de la normativa, no cumple con una decisión que solicita medidas provisionales según el artículo 55 o incumple una medida voluntaria convertida en obligatoria por una decisión conforme con el 56«.

Además, las empresas podrían recibir una multa de hasta un 1% de su facturación anual si proporcionan «información incorrecta, incompleta o errónea» a las investigaciones europeas. Esto implica que los gigantes tecnológicos pueden enfrentarse a multas de decenas de miles de millones de multa si no siguen las reglas de la Unión Europea.

Esta regulación es el resultado de lo que el documento califica como el fallo de la Directiva de Comercio electrónico de la UE, aprobada en el año 2000 para tratar el «crecimiento dinámico de la economía digital y la aparición de nuevos tipos de proveedores de servicio«. La DSA, por su parte, está pensada para poner en marcha diversos estándares en toda Europa, eso si, permitiendo al mismo tiempo que los distintos estados miembro de la UE concreten las definiciones exactas de algunos supuestos, como el contenido ilegal. Debido a esto último, por ejemplo, la ley no hace diferencias entre distintos tipos de contenido. Son los países los que deben establecer las sanciones y las medidas a tomar con cada tipo de contenido.

Según The Register, el artículo 55 hace referencia a las medidas provisionales que la Unión Europea puede tomar contra un gigante tecnológico, en vez de esperar a que terminen largos y extensos procesos regulatorios, mientras que el artículo 56 se refiere a los compromisos hechos por las empresas a la Unión Europea. Las normas están diseñadas específicamente para que a las tecnológicas estadounidenses les duela el bolsillo si hacen trampas.

El documento contiene muchas más normas y sanciones, entre las que hay requerimientos para una mayor transparencia en la publicidad, así como para abordar la desinformación, abordar el contenido ilegal y aumentar la moderación de contenidos, entre otras medidas. El objetivo general de las nuevas leyes es «poner en marcha una estructura de gobernanza robusta y duradera para la supervisión eficaz de los proveedores de servicios intermediarios«.

Eso sí, la publicación de la ley es solo un primer paso en lo que podría ser un proceso largo, dado que las leyes tendrán que enviarse a la Comisión Europea y al Parlamento Europeo para su revisión y aprobado. Pero se trata de un primer borrador que ya deja entrever por dónde busca la UE que vayan los tiros.

Las tecnológicas, incluso antes de que las leyes se hagan públicas, ya han mostrado su preocupación, y están haciendo cada vez más ruido en la UE a través de acciones de lobby que son cada vez más intensas, así como preparando planes de ataque. Habrá que ver cuál es finalmente el texto de la DSA cuando quede aprobada definitivamente, pero lo que parece claro es que las tecnológicas van a tener que andar con cuidado en Europa si no quieren tener que pagar multas abultadísimas.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!