Conecta con nosotros

Noticias

Una crítica: el cloud computing contribuye al cambio climático

Publicado el

Cloud verde

Cloud verde

Frente a la oleada de noticias y declaraciones sobre las ventajas del cloud, nos hemos encontrado con un artículo que hace una sorprendente declaración: el cloud computing perjudica a la atmósfera. Quizás sea más sorprendente porque pocos se hayan puesto a pensar que algo tan abstracto pueda dañar el medio ambiente. Estos son los motivos:

1 – Crecimiento de dispositivos que usan la nube.

Por ejemplo, el iPad, un dispositivo basado en cloud para transmitir vídeo, descargar música y libros, está aumentando su demanda lo que provoca que cada vez más usuarios hagan uso de esta tecnología para compartir archivos y datos alojados en populares sites como Flickr y Picasa.

2 – Una advertencia de Greenpeace.

El grupo ecologista alerta que la aparición de tecnologías cloud podría conducir a un aumento masivo de las emisiones de carbono. Así que se pide a las empresas TIC que consideren como prioridad producir energía verde y limpia a la hora de abrir nuevos centros de datos para manejar esta gran cantidad de datos generado por la popularización del cloud.

3 – Demanda de energía.

Con el aumento de la tecnología cloud, viene también una creciente demanda de energía (con todas las emisiones que ello conlleva). Por ello, el contenido en tiempo real que tienen los usuarios, las montañas virtuales de vídeos, fotos y demás datos deberían ser almacenados en algún lugar y estar disponible para su acceso de forma casi inmediata (este lugar sería el centro de datos).

4 – Qué es un centro de datos.

Se trata de una instalación de almacenamiento que consume enormes cantidades de energía. Es un lugar físico que alberga sistemas críticos de la red informática, incluyendo fuentes de alimentación de copias de seguridad, aire acondicionado, etc… Así, solo su enfriamiento necesita una gran cantidad de energía, ya que cada pieza de ese equipo genera calor y debe mantenerse fresco para su funcionamiento.

5 – Las energía renovables.

A menos que los centros de datos en la nube estén estratégicamente situados para utilizar fuentes renovables de energía, los operadores de estos centros tienen el mismo problema que muchos otros: tener que mezclar las tradicionales y sucias fuentes de energías que usan las empresas eléctricas.

6 – La rapidez con la que se están construyendo los centros de datos.

Por poner un ejemplo, Dell anunció recientemente que iba a entrar en el mercado del cloud hosting con una serie de servicios en la nube, nuevas tecnologías y centros de datos, e iba a invertir 1.000 millones de dólares el próximo año para ofrecerlos. Además, anunció que iba a construir 10 centros de datos en todo el mundo.

7 – ¿Nubes verdes o marrón?

Si los proveedores de cloud quisieran proporcionar una nube «verde» y renovable, deberían utilizar su poder e influencia no solo para impulsar las inversiones cerca de recursos con energías renovables, sino también involucrarse en el establecimiento de las políticas que impulsen el rápido despliegue de la generación de electricidad renovable.

8 – ¿Cuánta electricidad se necesita para alimentar la nube?

La respuesta está lejos de ser clara, dado el rápido crecimiento de la nube y el hecho de que grandes multinacionales se niegan a revelar su huella energética.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!