Conecta con nosotros

Noticias

Fin del roaming en Europa en 2017, ¿una buena noticia?

Publicado el

iPhone en roaming

“Por favor, abróchese el cinturón de seguridad y pongan sus asientos en posición vertical. Ah, y no olviden desactivar la función de datos de sus smartphones antes de aterrizar, si no quieren encontrarse una aterradora factura por servicios en roaming, gracias por volar con nosotros”. Así debería ser el mensaje de seguridad que, cada vuelo, repiten los tripulantes de cabina a los pasajeros de sus vuelos. Y es que, aunque estos años el precio de los servicios de voz, mensajes y datos en el extranjero se han reducido de manera acusada, a día de hoy todavía sigue siendo necesario tener muy claros sus costes antes de hacer uso de los mismos. Pero esto va a cambiar, ya que primero los Gobiernos de los 28 estados y la Eurocámara, y posteriormente el Consejo de la UE, han llegado a un acuerdo definitivo para la desaparición de las tarifas de roaming en Europa para junio de 2017.

Esta no es, ni muchísimo menos, una nueva norma, los países integrantes de la Unión Europea llevan trabajando en ello, con varios intentos fallidos, desde finales de la década pasada. Sin embargo, bien por falta de acuerdos, o bien por peticiones de aplazamientos (concedidos) a las operadoras, hasta ahora no ha habido una fecha concreta e inamovible. Ahora sí: a partir del 15 de junio de 2017 el roaming de voz y mensajes desaparecerá para las comunicaciones entre países integrantes de la unión.

Y, como avance de la misma, a partir del 30 de abril de 2016 el precio de un minuto de llamada y de un megabyte de datos no podrá exceder los cinco céntimos de euro. Y dos céntimos será el precio máximo por SMS. Esta reducción puede llegar a suponer un descenso de hasta el 75% de lo que algunos usuarios pagan actualmente en sus desplazamientos al extranjero, un ahorro más que significativo. No obstante, hay que tener en cuenta que al decir esto hablamos de las tarifas “básicas”, y que muchos operadores ya ofrecen planes especiales de tarificación en Europa que reducen sustancialmente el importe final que paga el usuario.

Esto es, sin duda, una gran noticia que todos deberíamos celebrar pero, ¿puede tener una parte menos buena? Lo cierto es que sí, y ya hay algunas voces alertando de uno de los principales riesgos de esta medida: la subida de las tarifas “locales” de los operadores, que tendrán que buscar alguna manera de compensar la pérdida de ingresos que supone la desaparición del roaming. Pasar de cobrar 20 céntimos a 5 por un megabyte de datos es, al menos en principio, una muy mala noticia para este sector, y la medida más sencilla que pueden adoptar para compensar parte de esas pérdidas, es hacer que todos paguemos un poquito más por los servicios que empleamos a diario, es decir, cuando estamos en nuestro país de origen.

Así, en este nuevo marco, puede que todos tengamos que pagar, pongamos (esto es sólo una hipótesis, ningún operador ha dicho nada al respecto), tres euros más al mes en mi recibo. Pero, a cambio, sé que cuando salga a Europa se mantendrán todas las condiciones de mi tarifa habitual, no tendré que pagar ni un euro más (al menos en principio, esto también tiene más de una vuelta). La pregunta es, ¿esto me compensa? Pues depende, claro, de lo que yo viaje o deje de viajar dentro de Europa. Pero, claro, entre la población hay muchísimas personas que o no viajan o lo hacen de manera muy esporádica, que frequent flyers que acumulen horas de vuelo como George Clooney en Up in the Air.

¿Y a qué me refiero con que igual sí que tengo que pagar más de lo que pago ahora, aunque desaparezca el roaming? Muy sencillo. Esta medida elimina el sobrecoste de llamadas, mensajes y datos en las comunicaciones dentro de la Unión Europea, es decir, que a mi me tendrá que costar lo mismo hacer una llamada desde Madrid, desde Berlín o desde Atenas, el precio será el de una tarifa “única”.

¿Pero qué ocurre si yo tengo una tarifa plana de voz y mensajes?

¿Y un plan de datos de 1, 2, 5 o 20 gigas al mes? ¿Se incluirán mis comunicaciones desde el extranjero dentro de mi tarifa plana? No (salvo sorpresas de última hora), lo que ocurre es que se cobrarán a precio de tarifa local, pero se cobrarán, por lo que al final sí que tendré que pagar más de lo que pago habitualmente.

En Reino Unido ya se ha comenzado a hacer campaña para evitar que se produzcan subidas en el recibo habitual a raíz de esta nueva regulación, Cnet informa de que el regulador británico ya tiene sus ojos puestos sobre este asunto, y se plantea tomar las medidas para evitar que, al final, todos los ciudadanos acaben pagando más, para compensar el impacto del final del roaming en las cuentas de los operadores. Esto está bien, desde luego, y así deberían actuar también los reguladores del resto de estados, pero lo verdaderamente necesario en este caso, lo perentorio, es que sean las propias instituciones europeas las que velen por evitar que esto llegue a ocurrir.

Imagen:(stephan)

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!