Conecta con nosotros

Noticias

Lo que está planeando Google con el nuevo sistema operativo, Fuchsia

Publicado el

Fuchsia

Desde hace unos días, la red se está llenando de referencias a Fuchsia, un proyecto aparecido en en Git de Google (también está en GitHub) del que ya te hablamos en MuyCanal, y que se define con la frase “Rosa + Púrpura = Fuchsia, un nuevo sistema operativo“. Y hay que adentrarse un poco en la documentación de dicho proyecto para encontrar elementos más reveladores, como que es el primer sistema operativo de Google que no está basado en el kernel de Linux (en su lugar emplea el de LittleKernel, LT, un microkernel diseñado específicamente para dispositivos de IoT) y que está siendo diseñado para “modern phones and modern personal computers”. Ah, y también sabemos que su equipo de desarrollo cuenta con algunos históricos en el campo de los sistemas operativos, como cuenta hoy Cnet.

¿Qué significa todo esto? ¿Qué está haciendo Google? ¿Pretende acaso acabar con Android y ChromeOS de un plumazo? ¿Quizá competir con Windows, MacOS X, iOS, etcétera? De momento no hay declaraciones oficiales al respecto, así que hay que conformarse con los indicios y, a partir de los mismos, intentar sacar algunas conclusiones. La primera y fundamental es que, sin duda, Google parece caminar hacia la convergencia, es decir, abandonar el escenario en el que ordenadores y dispositivos funcionan con sistemas operativos distintos. Microsoft ya lo ha hecho con Windows (aunque con escaso éxito en lo referido a dispositivos) y desde hace años se rumorea que Apple pretende hacer lo mismo, unificando MacOS X e iOS en un único sistema. Tiene mucho sentido, por lo tanto, que Google se plantee un objetivo similar.

A este respecto es cierto que llama la atención que Google no haya optado por el kernel de Linux para su nuevo sistema operativo. ¿Significa una ruptura con todo el trabajo y el ecosistema de apps existentes para ChromeOS y, sobre todo, para Android? Desde luego parece que los del buscador han optado por un movimiento rupturista. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en la documentación del proyecto se indica que LK es solo la base, sobre la cuál todavía se han de crear muchas capas intermedias. Así, al menos de momento no hay que descartar la posibilidad de que se emplee alguna capa de abstracción que permita que el software diseñado para Android pueda correr en Fuchsia.

La importancia del IoT

Por otra parte, está claro que Internet de las Cosas va a cobrar una importancia enorme en los próximos años. Esto hace pensar que, si en Google están trabajando en un sistema operativo convergente, ¿no tiene todo el sentido del mundo que este no sea solo para ordenadores y gadgets, sino que también pueda funcionar con dispositivos IoT? Es cierto que Microsoft ya tiene un sistema operativo convergente, y están los rumores sobre Apple de los que hablaba antes, pero en ambos casos IoT queda, al menos de momento, fuera de dichas convergencias. Así, ofrecer el primer sistema operativo que se adapte a todas las plataformas (las ya existentes y las que están a punto de llegar) podría suponer una ventaja estratégica crucial a medio plazo.

Fuchsia no llegará mañana, ni pasado mañana. Desarrollar un sistema operativo completo lleva mucho tiempo, y lo que podemos ver de momento son solo los cimientos del mismo. Aún habrá que esperar mucho (meses hasta ver algo más sólido y seguramente años hasta una versión definitiva).

Entonces, ¿por qué Google ha permitido que se sepa ya de su nuevo desarrollo, aún cuando eso significa contarle a su competencia más directa en qué está trabajando? Desarrollar un sistema operativo lleva, ya lo he dicho antes, mucho tiempo, pero necesita todavía más para alcanzar la difusión deseada por sus creadores. Un sistema operativo no es como una app o un servicio, que en pocos meses puede atraer a un enorme grupo de usuarios. El trabajo de atraerlos (y con ellos a las empresas que quieran instalar el operativo en sus dispositivos) lleva muchísimo más tiempo. Así, para empezar a hacer ruido, ¿qué mejor que empezar a generar expectativas?

De momento, en su actual fase de desarrollo, se ha instalado en un convertible (portátil-tablet) de Acer, y parece ser que ya se está trabajando para hacerlo funcionar en una Raspberry Pi, además de confirmarse que funciona en dispositivos gobernados por chips ARM. Es decir, el alcance de Fuchsia podría superar el de cualquier otro sistema operativo existente hasta el momento, así que habrá que observar su evolución con mucha, muchísima atención.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!