Conecta con nosotros

Noticias

Intel trabaja en el confort en los coches autónomos

Intel trabaja para aumentar el confort de los coches autónomos gracias a la información que se proporciona a los pasajeros.

Publicado el

confort

Es cierto que todos damos por sentado que la evolución de los prototipos de coches autónomos nos invita a pensar que falta muy poco tiempo para que estos lleguen, ya de manera comercial, al mercado y, consecuentemente, a nuestras carreteras. Sin embargo, siempre que hemos abordado este asunto, lo hemos hecho desde la perspectiva de la tecnología que permite que funcionen estos sistemas, pero hasta ahora no nos habíamos parado a analizar otro aspecto muy importante (quizá incluso más que la propia tecnología), y es la experiencia de usuario de los pasajeros. Es decir, ¿cómo se siente una persona cuando entra en el interior de un vehículo sin conductor, que circula por las vías públicas y que, por lo tanto, se expone a los mil y un riesgos de las mismas?

Y puede parecer un detalle menor, pero no lo es en absoluto. Muy al contrario, puede ser el elemento que marque la diferencia entre el éxito o el fracaso y, desde luego, el fabricante que sea capaz de resolver mejor todos los aspectos relacionados con la experiencia de uso, tiene mucho ganado de cara a convertirse en la elección preferida.

MCPRO Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

En Intel son conscientes de ello desde hace bastante tiempo y, de manera regular, realizan pruebas en las que valoran la respuesta de los usuarios frente a las acciones llevadas a cabo por el «piloto automático» de los vehículos. Road Show ha participado en una de esas pruebas y ha podido comprobar que, como ya han adelantado los ingenieros de la compañía, una de las principales claves se encuentra en la información.

Ya hemos valorado en un sinfín de ocasiones el volumen de información que son capaces de analizar estos sistemas, pero hay otro tipo de datos más importante en este punto: la que el vehículo da al usuario, tanto en circunstancias normales como, especialmente, frente a cualquier incidencia. En una de las pruebas llevadas a cabo por Intel, un peatón cruza de manera inesperada la calle por la que circula el vehículo autónomo con pasajeros, para valorar su reacción. Dado que se trata de una incidencia común, el sistema de conducción del vehículo sabe cómo responder ante el mismo, pero si los pasajeros van un tanto «despistados» y no son conscientes de ello, un frenazo o un volantazo súbito pueden suponer un buen susto. ¿Por qué? Por la falta de información, porque no saben qué ha ocurrido.

Información, confort y seguridad

Así, una de las claves fundamentales para mejorar las sensaciones de confort y seguridad en estos vehículos es que informen de manera inmediata al usuario cuando tengan que realizar una determinada operación. Puede parecer una tontería pero, si al mismo tiempo que se realiza la maniobra evasiva, una voz amable y tranquila nos informa de ello pero que no hay nada de lo que preocuparse, nuestra reacción será de sorpresa, pero no de miedo. Así pues, aunque quien tiene que procesar toda la información es el sistema de conducción, Intel no olvida que el pasajero también necesita información en determinados momentos.

Lo mismo ocurre, por ejemplo, si nos subimos al vehículo y le indicamos el destino. Podemos confiar en que sabe a dónde queremos ir, pero mostrar en una pantalla un mapa con la ruta que vamos a seguir, nos hará sentirnos mucho más tranquilos, en vez de acumular durante varios minutos la duda de si vamos a donde queremos ir o, por el contrario, el sistema se ha equivocado y en ese momento nos dirigimos a una de las zonas más peligrosas de la ciudad.

Mantener informado al usuario, esa es la clave en la que están trabajando actualmente en los laboratorios de Intel, y el punto que puede (y de seguro lo hará) marcar la diferencia entre una experiencia cómoda y agradable, y otra en la que la incertidumbre, los sustos y las dudas nos hagan cuestionarnos muy seriamente si, de veras, queremos delegar la conducción de nuestros coches en unos sistemas a los que parece que se les olvida que las personas a las que transportan también necesitan saber qué está ocurriendo en cada momento, y que absolutamente todo está bajo control.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!