Conecta con nosotros

Noticias

Las cinco claves del futuro en la nube

Publicado el

futuro nube

futuro nube

El cloud computing está haciendo posible innovaciones espectaculares, tanto en el campo de los productos de consumo como en el de productos empresariales, trayendo consigo importantes repercusiones. La nube se está convirtiendo en la nueva norma y está, sin duda, transformando la realidad para todo tipo de organizaciones. Ha permitido el surgimiento y expansión de jóvenes empresas como Airbnb, Spotify, Wetransfer, Hailo, Pinterest o Soundcloud; y también el desarrollo de grandes compañías ya consagradas como MAPFRE, Unilever, Bankinter o Bristol Myers Squib.

Pese a todo el camino que ya hemos recorrido, la nube aún tiene mucho que ofrecer. Seguirá siendo, por mucho tiempo, el motor de cambio que hará posibles innovaciones e inventos hasta ahora casi impensables. Desde AWS han querido mostrar algunas de las tendencias más importantes que ven en el ámbito del cloud:

1 – El análisis de datos en la nube es omnipresente. Actualmente no hay prácticamente ningún consumidor o sector de actividad que no haya sentido la influencia del análisis de datos a través de la nube. Desde las recomendaciones que recibimos de manos de los comercios hasta el desarrollo de productos mediante la genómica, pasando por mecanismos de gestión de riesgos financieros, el marketing digital o el procesamiento ultrarrápido de datos de tests clínicos, todos son procesos que el análisis de datos en la nube ha permitido llevar a un nuevo nivel.

2 – La nube hace posible que todo sea inteligente. Hoy en día prácticamente todo tiene la capacidad de ser “inteligente”: relojes inteligentes, prendas inteligentes, televisores inteligentes, hogares inteligentes, coches inteligentes, etc. Sin embargo, en la mayoría de estos casos, esta “inteligencia” no es sino el resultado de ejecutar software en la nube y no de forma nativa en el propio dispositivo.

Todos estos sistemas están impulsados por motores de análisis de datos que se ejecutan en la nube. Como la inteligencia de todos estos productos reside en la nube, es la propia nube la que está haciendo posible la aparición de toda una nueva generación de dispositivos. Un buen ejemplo de ello es el proyecto de Philips para crear iluminación urbana más inteligente, a través de sus productos CityTouch. Este sistema ofrece soluciones de iluminación conectadas a la red, que permiten a las ciudades y sus periferias controlar activamente sus sistemas de iluminación, controlando así el entorno nocturno.

Esto permite a los consistorios mantener algunas calles bien iluminadas para responder a un tráfico peatonal intenso, potenciar la iluminación en situaciones de clima especialmente adverso en la que la luminosidad habitual resulta insuficiente, o incluso reducir la intensidad de la iluminación en lugares como los polígonos industriales, en los que a partir de ciertas horas no hay nadie. Esta tecnología ya se está poniendo a prueba en lugares como Praga y algunos barrios periféricos de Londres.

3 – El análisis de datos en la nube mejora la vida urbana. El análisis de datos a través de la nube nos brinda la capacidad de recabar información en entornos urbanos con el fin de mejorar la calidad de vida de ciudadanos de todo el planeta. Un buen ejemplo de ello es la iniciativa de la ciudad de Chicago. El consistorio de Chicago será uno de los primeros en instalar sensores por toda la ciudad, que medirán constantemente la calidad del aire, la intensidad de la luz artificial, los niveles de ruido, las temperaturas, las precipitaciones, el viento y el tráfico. Los datos provenientes de estos sensores se condensarán en la nube, donde se analizarán con el fin de dar con ideas con las que mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Otro caso relevante es el del Ayuntamiento de Peterborough, que está publicando los conjuntos de datos que ha ido recabando, con el fin de que sea la comunidad local la que impulse la innovación en sus operaciones.

4 – La nube hace posible el Internet Industrial de las Cosas. A menudo, cuando pensamos en el Internet de las Cosas (IoT), nos centramos excesivamente en qué representará para el consumidor. Sin embargo, en 2015 estamos asistiendo al surgimiento de un Internet de las Cosas bien diferente: el Internet Industrial de las Cosas. Así, la maquinaria industrial verá su instrumentación conectada a la red, de forma que pueda transmitir datos a la nube, ofreciendo así a las empresas datos sobre su uso y haciendo posible una mayor eficiencia con un menor número de incidencias.

Es el caso de General Electric, que crea sus turbinas de gas con instrumentos con conectividad; Shell, que incorpora sensores a sus pozos petrolíferos; Kärcher, con sus flotas de máquinas industriales de limpieza o las obras que incorporan los sensores creados por Deconstruction, estos sistemas envían un flujo constante de datos a la nube para su análisis en tiempo real.

5 – La nube revoluciona el análisis de datos sanitarios. El análisis de datos se está convirtiendo en una herramienta clave a la hora de analizar factores de riesgo sanitario y mejorar el cuidado de los pacientes. A pesar de que el sector sanitario tiene la presión constante de reducir costes y acelerar la atención a los pacientes, la nube ha asumido un papel clave y está contribuyendo a la digitalización de la atención sanitaria.

Así, la nube es el motor que hace posibles soluciones innovadoras como Philips HealthSuite, una plataforma que analiza y almacena 15 Petabytes de datos de pacientes, en forma de 390 millones de análisis visuales, historiales médicos y visitas de pacientes, para ofrecer a los servicios sanitarios valiosos datos que podrán utilizar para mejorar directamente su cuidado sanitario.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!