Conecta con nosotros

Noticias

Intel, cada vez más cerca de los 10 nanómetros

Para Intel, 2017 será el año en el que se retomará la Ley de Moore y, como paso imprescindible para ello, se alcanzarán los 10 nanómetros.

Publicado el

Intel, cada vez más cerca de los 10 nanómetros

Cada vez parece más claro que, para Intel, 2017 será el año en el que se retomará la Ley de Moore y, como paso imprescindible para ello, se alcanzarán los 10 nanómetros, tal y como recuerda Fudzilla. Pero no es solo esto, además, todo apunta que el extenso trabajo de I+D llevado a cabo por la compañía permitirá optimizar los costes de producción, hasta lograr que los transistores que contendrá el encapsulado, pese a ser más pequeños, tendrán un coste de fabricación inferior a sus homónimos de 14 nanómetros.

Estos singulares avances permitirán no solo favorecer la llegada de esta tecnología, sino también que su coste de implantación sea menor del previsto hasta ahora, abriendo sus plantas de producción a otros fabricantes que deseen producir chips con arquitectura ARM, empleando esta nueva tecnología.

MCPRO Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

De este modo, cabe esperar que los encapsulados de 10 nanómetros de las arquitecturas de microprocesador más extendidas lleguen de manera masiva en 2018, si bien es cierto que lo más probable es que ya veamos las primeras novedades, es decir, las producidas por Intel, durante el segundo semestre de 2017.

Sí es cierto que las obleas (wafers) que se emplearán para integrar los transistores de 10 nanómetros tendrán un coste mayor que las utilizadas para los chips de 14 nanómetros, algo que empujó en su momento a bastantes analistas a sumar este dato a la suposición de que sería más costoso producir transistores más pequeños.

Sin embargo, el trabajo de ingeniería llevado a cabo por Intel ha conseguido que este se vea compensado por la reducción de precio en la producción de los integrados que conforman el procesador. Gracias a dichos trabajos, se ha logrado que el paso mínimo de las puertas lógicas pase de 70 nm a 54 nm, mientras que el de las células lógicas serán menos del 46% del tamaño de las construidas con tecnología de 14 nm. Esto permitirá ofrecer un nivel de densidad nunca visto en generaciones anteriores, así como en desarrollos de 10 nanómetros ofrecidos por otras compañías.

Estas mejoras contribuirán, además, a una importante mejora en lo referido al consumo eléctrico de los integrados. Y es que, según Intel, la reducción de consumo eléctrico y la eficiencia energética de los chips de 10 nanómetros ha sido uno de sus principales objetivos. De poco o nada servía crear procesadores con una tecnología más miniaturizada que nunca, si el cambio no se traducía también en un mejor rendimiento a menor coste.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!