Conecta con nosotros

Noticias

Cómo elegir un NAS para un pequeño negocio u oficina en casa

Publicado el

NAS

Un profesional de la movilidad también necesita un medio de almacenamiento más allá de los servicios públicos en nube. Hay muchos medios de almacenamiento disponibles pero pocos tan interesantes como un NAS (Network Attached Storage). Un formato que nos ofrece las ventajas de un disco duro externo y de una nube privada en un solo dispositivo, centralizando el contenido en un único lugar bajo tu control.
NAS es un sistema de almacenamiento externo que nos ofrece soluciones de almacenamiento y conectividad mediante protocolos de red (normalmente TCP/IP). En una red local, pueden acceder todos los dispositivos conectados a la misma (PCs, smartphones, tablets…) con independencia del sistema operativo que utilicen.
Suma las ventajas de un disco duro externo simple conectado a un puerto USB y también las de un servicio en nube como OneDrive, Dropbox o Google Drive, pero sin entregar los datos a una empresa externa, resolviendo las cuestiones de privacidad y coste o simplemente como complemento a ellos. Hoy nos acercamos a estos NAS como una solución de almacenamiento para uso doméstico, oficina en casa y pequeños negocios.

Objetivos de NAS

El principal objetivo de este formato es ofrecer capacidad de almacenamiento adicional a nuestras computadoras, pero sus funciones van mucho más allá: y

  • Para mover datos y archivos.
  • Para realizar copias de seguridad automáticas.
  • Como servidor web o de impresión.
  • Para colaborar en la edición de documentos de una manera similar a Office 365 o Google Docs.
  • Como servidor de medios multimedia para transmitir contenido a otros equipos o televisores conectados.
  • Como cliente P2P utilizable sin necesidad de tener encendida la computadora.
  • Para grabaciones de vídeo de cámaras de vigilancia IP.
  • Y en general para montar una nube privada a la que conectar remotamente desde cualquier parte del mundo vía Internet.

51CUM7N0pdL

Modelos NAS

La industria ofrece una gran oferta para satisfacer todas las necesidades. Desde Rack avanzados para grandes corporaciones hasta equipos más simples como los que nos ocupa en este artículo, pero que también hacen uso de la misma tecnología.
Hay modelos de todo tipo y tamaño pero todos cuentan con elementos comunes, su propio hardware, sistema operativo y puertos de conexión. Una de las grandes diferencias entre ellos estriba en los que incluyen unidades de almacenamiento o los que se venden “vacíos” para que el usuario utilice las suyas propias.
En este último caso, siempre conviene montar un número par de discos duros para realizar una configuración RAID que nos añadirá capacidad y/o rendimiento.
NAS
Además del número y capacidad de los discos duros utilizados, una recomendación importante a observar es que venga equipado con un conector Gigabit Ethernet y no una conexión inferior (10/100) porque se notará mucho en el rendimiento. El resto de conectores como USB son interesantes porque podrás ampliar la capacidad de almacenamiento del mismo NAS. Hay otros que tienen también una ranura para tarjetas microSD aunque no es imprescindible.
En cuanto a marcas, Synology o Qnap son referencia en el sector NAS, aunque puedes encontrar otras soluciones de los grandes fabricantes de soluciones de almacenamiento, redes u ordenadores como HP.

Configuración NAS

El acceso a la configuración del NAS una vez conectado a la red local se realiza a través de una dirección IP en el navegador (ejemplo 192.168.1.2 ), de manera similar a como accedemos a la configuración de un router. Aunque dependerá del sistema utilizado, deberemos establecer la contraseña de acceso, el tipo de conexión LAN o la información del dispositivo, además de formatear las unidades de almacenamiento.
También podremos definir el nivel de RAID, dependiendo del modelo elegido y el número de discos duros instalados, para ganar rendimiento, capacidad y/o redundancia. Una vez realizado ya tendremos el NAS funcionando en su configuración básica.
Una vez reiniciado el NAS tendremos acceso a los datos directamente en el explorador de archivos del sistema operativo en el apartado de red, pero como un volumen simple que podremos manejar como si fuera una carpeta de una unidad de almacenamiento interno.
Muy interesante estos NAS que nos ofrecen las ventajas de un disco duro externo y de una nube privada en un solo dispositivo, centralizando el contenido en un único lugar al que podremos acceder desde cualquier sitio, bajo nuestro control.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!