Conecta con nosotros

Noticias

Intel está considerando recurrir a TSMC para producir sus GPUs DG2 en 6 nm

Publicado el

El gigante del chip presentó recientemente la Intel DG1, una tarjeta gráfica dedicada que servirá como punta de lanza para facilitar el regreso de la compañía de Santa clara a un mercado complicado y altamente competitivo.

Para facilitar este primer paso Intel ha optado por una aproximación centrada en el sector profesional, dando forma a una tarjeta gráfica que brilla sobre todo en cargas de trabajo que recurren a operaciones de precisión mixta (FP16 y FP32), como la inferencia y la inteligencia artificial, por ejemplo.

MCPRO Recomienda

Aprende a realizar streaming de vídeo de forma eficaz Leer
Estudio "La virtualización en las empresas españolas" ¡Descárgate el informe!
Gestiona los dispositivos de tu empresa de forma inteligente Leer

No hay duda de que Intel está cumpliendo muchos de sus objetivos, pero no todo le está saliendo como esperaba. El propio CFO de Intel, George Davis, confirmó recientemente que el proceso de 10 nm no va a ser «tan bueno» como los otros, toda una declaración de intenciones que, debidamente contextualizada, confirma lo que era un secreto a voces: dicho proceso ha sido un quebradero de cabeza para el gigante del chip.

El hecho de que todavía no hayamos visto procesadores de alto rendimiento en 10 nm por parte de Intel y los constantes retrasos confirman esa realidad, ¿pero qué ocurrirá con las tarjetas gráficas que Intel tenía previsto producir utilizando ese proceso? Según una nueva información que procede de fuentes taiwanesas la compañía está barajando una transición para utilizar el proceso de 6 nm de TSMC y, posteriormente, dar el salto a  los 3 nm.

Se trata de un plan a largo plazo, pero la verdad es que tiene mucho sentido. El proceso de 10 nm de Intel no tiene una buena tasa de éxito por oblea, lo que hace que no sea viable para lanzar productos que requieran de un nivel de producción a gran escala. Con toda la inversión que el gigante del chip ha realizado en dicho proceso pendiente de recuperación está claro que los 7 nm todavía están muy lejos, un escenario que deja a TSMC como la única vía de escape para el gigante del chip.

Os recuerdo que la Intel DG1 ofrecerá una potencia en FP32 inferior a la GTX 1050 Ti de NVIDIA, pero en precisión media (FP16) será capaz de alcanzar un nivel similar al que obtiene la GTX 970, una tarjeta gráfica que hasta hace nada podíamos considerar como de gama media. No está nada mal, sobre todo si tenemos en cuenta que el TPD de la solución de Intel rondará los 75 vatios, como máximo.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!