Conecta con nosotros

Noticias

Cómo limpiar correctamente tu centro de datos

Publicado el

La semana pasada os contábamos en «Cómo proteger tu centro de datos del COVID-19» que extremar las medidas de limpieza era una de las principales medidas defensivas que podíamos poner en marcha. Y es cierto que por su propia naturaleza los centros de datos suelen ser espacios bastante limpios pero en este caso conviene profundizar las tareas de higiene y desinfección: con más frecuencia, con más intensidad.

Ahora bien, ¿cuál es la forma adecuada de limpiar un centro de datos en una situación como la que nos encontramos? En Dell, que si algo saben es de centros de datos, acaban de publicar una pequeña guía en el que ofrecen una serie de consejos fáciles de seguir por la mayoría de las empresas. El primero y fundamental es que siempre que sea posible, conviene delegar las tareas de desinfección y limpieza a una empresa especializada en este campo. Pero si por cualquier motivo esto no fuera posible, la multinacional recomienda las siguientes prácticas.

MCPRO Recomienda

¿Qué necesita tu empresa tras el COVID-19? ¡Participa en nuestro estudio!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

1. Todo el personal que se ocupe de la limpieza del centro de datos deberá utilizar guantes desechables, de un solo uso.

2. Si los procedimientos del centro de datos requieren el apagado de determinados equipos antes de limpiar superficies externas, siga los procedimientos establecidos para evitar que se ponga el peligro la integridad de los datos.

3. Las tareas de limpieza deben limitarse únicamente a las superficies externas (puertas, tiradores…). No se deben abrir las puertas de chasis o armarios ni limpiar en su interior.

4. Los cables de fibra óptica no deben ser retirados para su limpieza, ya que incrementa el riesgo de contaminación.

5. Nunca se deben rociar líquidos directamente sobre o dentro de ninguno de los productos que forman parte del centro de datos. Tampoco se debe exponer ninguno de los productos a condiciones de humedad.

6. Para limpiar las superficies externas como los mangos y los armarios, humedezca un paño de microfibra con una concentración final de alcohol isopropílico al 70% en volumen. El paño debe estar húmedo, pero no mojado. El exceso de humedad debe ser eliminado. La limpieza debe mantenrse alejada de los cables de alimentación y del cableado. El uso de cualquier material que no sea un paño de microfibra podría causar daños a su producto.

7. No se debe permitir que la humedad gotee en áreas como teclados, paneles de visualización, rejillas de ventilación, etc. La humedad que entra en el interior de un producto electrónico puede causar daños al producto. Si se limpia en exceso, podrían dañar algunas superficies.

8. Si antes de proceder a su limpieza se ha apagado el equipo, todas las superficies deberán estar completamente secas antes de poner en marcha el equipo de nuevo. No debe haber ningún rastro de humedad posible sobre los equipos.

9. Después de cada tarea de limpieza hay que tirar los guantes que se han utilizado. Es muy importante que a continuación procedamos a lavarnos las manos.

Además de las recomendaciones sobre cómo se deben limpiar las distintas superficies, Dell lista una serie de productos químicos que conviene evitar: cualquier producto basado en cloro (como lejía), peróxidos, disolventes, amoniaco o alchol.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!