Conecta con nosotros

Noticias

El Reino Unido lleva el Brexit al espacio y puja por OneWeb para construir su propia red satelital

Publicado el

Adiós a la constelación satelital Galileo. Con la salida del Reino Unido de la Unión Europea, a la isla no solo se le cierran las fronteras, sino que se le "expulsa" de uno de los programas más importantes de la ESA: el "GPS" europeo.

Así las cosas, hasta hace poco las alternativas que se presentaban a la isla eran escasas: o sumarse a uno de los proyectos que ya están en marcha (el propio Galileo o el GPS americano) pero sin ninguna capacidad de influencia, o bien desarrollar desde cero un sistema propio.

MCPRO Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

Hete aquí sin embargo, que mientras el gobierno de Boris Johnson llevaba meses sin saber muy bien qué debería hacer, la oportunidad de presenta: OneWeb, firma aeroespacial que aspiraba a competir con SpaceX en el desarrollo de su propia red de Internet satelital, se declara en bancarrota. Lo hace además tras haber inaugurado una fábrica de satélites en Florida y tras haber conseguido posicionar con éxito en el espacio 74 de los 900 satélites previstos.

Al haber perdido el soporte financiero que le proporcionaba SoftBank (más de 2.000 millones de euros) a causa de la pandemia causada por el COVID-19, la compañía firma una quiebra a la vez que se declara más que dispuesta a encontrar inversores capaces de resucitarla.

¿Y qué hace Reino Unido? Como explica el Financial Times, poner sobre la mesa 500 millones de libras para el desarrollo de un consorcio público-privado que tiene como único objetivo hacerse con el 20% de OneWeb.

Esto no quiere decir ni mucho menos, que la operación se haya confirmado. Hasta el próximo viernes, los interesados en la compañía espacial pueden presentar sus ofertas y ya se hecho público que además de la oferta británica, hay varios consorcios industriales chinos y una empresa francesa que han mostrado interés.

La buena noticia para los ingleses es que al ser OneWeb una compañía americana, es probable que el gobierno de Donald Trump vete su venta a China, como ya ha mostrado en otras ocasiones a partir de su disputa comercial con Huawei. Esta por ver sin embargo, que esté dispuesto a allanar el camino a un nuevo rival para GPS.

Otro punto a su favor es que Airbus, el mayor acreedor de OneWeb, y que a la vez forma parte de la joint venture por la que estos satélites se fabrican, estaría encantado con esta operación. De hecho, en un comunicado ha expresado que "el apoyo del gobierno británico a la candidatura de OneWeb parece positivo para apoyar la ambición del Reino Unido de seguir siendo un actor principal en el espacio. Como inversor original, y como fabricante, de OneWeb, Airbus se complace en que el camino a seguir parece probable".

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!