Conecta con nosotros

Opinión

Una inteligencia artificial sin barreras

Publicado el

En los últimos meses hemos visto cómo las personas han tenido que intensificar sus interacciones en el entorno digital. Hablamos de todos los ámbitos: compras, entretenimiento, banca, citas, educación… Este hecho ha provocado también que las organizaciones estén acelerando la adopción de tecnologías relacionadas con la inteligencia artificial.

En el camino de lo físico a lo digital surgen voces que alertan sobre el peligro que supone la existencia de un Gran Hermano que observa todos nuestros pasos. Pero quedarse en esa idea sería simplificar demasiado la realidad. Es cierto que cada vez que nos conectamos a Internet vamos dejando un sendero de migas de pan digitales, sin embargo, eso no tiene que ser necesariamente negativo.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Ese rastro ayuda a las empresas a conocer mejor a sus clientes y a darles lo que necesitan de una forma más eficaz, logrando mejorar la experiencia de usuario. El gran reto que tienen ahora las organizaciones es dar sentido a todos esos datos, y el uso de la inteligencia artificial es la única forma de conseguirlo.

Un informe del analista Gartner dice que el número de empresas que ha implementado tecnologías relacionadas con IA ha crecido un 270% en el periodo 2015-2019, y que cerca del 40% de ellas ya está utilizando estas tecnologías a distintos niveles. Otro informe de la editorial O’Reilly, publicado en marzo de 2020, ya afirmaba que el 85% de las cerca de 1.400 organizaciones encuestadas estaban en aquellos momentos evaluando o utilizando tecnologías de IA.

Existen muchas encuestas que muestran resultados similares, por lo que no sería desacertado aceptar que el uso de la inteligencia artificial va a seguir creciendo de forma continua en los próximos años. Desde luego, se tendrán que superar algunos desafíos, como el apoyo del comité directivo, la formación de especialistas o la capacidad de demostrar un ROI de manera objetiva, pero no hay duda de que todos ellos irán desapareciendo a medida que las organizaciones vayan encontrándose más cómodas con estas herramientas y a medida que estas tecnologías ganen en sencillez y accesibilidad.

En cierta manera, esos retos ya se están superando. Así, una encuesta de la consultora McKinsey dice que el 44% de las organizaciones está convencida de que la aplicación de IA en sus operaciones se ha traducido en una reducción de costes. La mayoría afirma también que la IA ha proporcionado un aumento de los ingresos en las áreas de negocio en las que se ha utilizado.

Por otra parte, los casos de uso relacionados con la inteligencia artificial son cada vez más numerosos, algo que facilita la medición de resultados. Por ejemplo, la compañía de tecnología de marketing DeepIntent ya está utilizando inteligencia artificial para orientar publicidad farmacéutica a personas con ciertos perfiles demográficos basados en datos públicos.

Esto es bueno para la eficacia de la publicidad de las compañías farmacéuticas, pero también para los usuarios, a los que se les ofrece una información de calidad que puede resultar valiosa e interesante para su salud.

Si hablamos de la tecnología necesaria para respaldarpastedGraphic.pnglas iniciativas de negocio basadas en inteligencia artificial, los proveedores cloud a hiperescala tienen un papel destacado. En los primeros días de la IA, la inversión requerida era extremadamente alta, lo que suponía una barrera insalvable para muchas empresas, especialmente para las pymes sin grandes presupuestos y sin especialistas en ciencia de datos.

Con el tiempo, los proveedores de hiperescala han logrado democratizar los servicios de IA, poniéndolos a disposición de prácticamente cualquier organización con independencia de su tamaño. En enero de 2020, el cuadrante mágico de AI Developer Services de Gartner situaba a Amazon Web Services, Microsoft, Google e IBM en el Cuadrante de Líderes, destacando que estas compañías ofrecen una variedad de servicios que se adaptan a las capacidades y objetivos de cada uno de sus clientes, dándoles la oportunidad de ajustar el uso de sus herramientas de IA de una manera flexible.

En esta nueva normalidad, todas las organizaciones tienen la posibilidad de hacer un buen uso de ese conjunto de migas de pan digitales aprovechando la inteligencia artificial. Es una oportunidad para comprender mejor a los clientes desde la individualidad de cada persona y para poder relacionarse con ellos de una manera auténtica y significativa en un contexto digital.

Es cierto que para algunas empresas todo lo relacionado con la inteligencia artificial todavía puede resultar abrumador. En ese caso, la mejor opción es buscar la ayuda de un socio tecnológico que cuente con conocimientos, experiencia y personal especializado tanto en cloud como en capacidades de IA, que sea capaz de aplicar las herramientas de inteligencia artificial de manera práctica y eficaz para generar el máximo valor. Sea de forma independiente o con la ayuda de un partner especializado, no cabe duda de que las marcas más inteligentes van a aprovechar esta ocasión.

Firmado: José Manuel Marina, director general de Crayon en España

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!