Conecta con nosotros

Noticias

El Tribunal Supremo de EEUU da la razón a Google frente a Oracle y acaba con una década de litigio

Publicado el

El Tribunal Supremo de EEUU da la razón a Google frente a Oracle y acaba con una década de litigio

Hace ya más de una década que Oracle demandó a Google, después de comprar Java en 2010 a Sun Microsystems, alegando que Google había copiado la API de Java, propiedad de Sun Microsystems y que después pasó a ser de Oracle. Los de Mountain View se apoyaron mucho en Java para el desarrollo del sistema operativo Android, algo que a Oracle no le gustó demasiado, e interpuso una demanda contra Google por lo que consideraba que había violado el copyright por el uso de componentes y partes de Java sin permiso.

Google no negó entonces las acusaciones, según el New York Times, y explicó que lo había hecho observando su uso justo, por lo que no había infringido ningún tipo de copyright. Además, apuntaba que el acceso gratuito a las interfaces de software que Oracle alegaba que había usado sin autorización eran cruciales para la economía de innovación. Empezaba así uno de los casos más importantes de violación de copyright de los últimos tiempos, que ha finalizado con un fallo a favor de Google y su afirmación de que no había hecho nada malo, por seis votos a dos. La compañía se libra así de tener que afrontar el pago de una indemnización por daños y perjuicios a Oracle por valor de varios miles de millones de dólares.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Según el juez del Tribunal Supremo Stephen Breyer, uno de los que ha fallado a favor de Google, la compañía estaba protegida por la excepción a las protecciones del copyright por la excepción de «uso justo«. Hasta llegar a este punto, una sentencia previa de 2016, dictada por un jurado de San Francisco, estipulaba que Google no había violado las leyes de copyright porque había hecho un uso justo del código. Pero en 2018, un tribunal especial de apelaciones de Washington, el Tribunal de Apelaciones del Circuito Federal de Estados Unidos, mostró su desacuerdo con la sentencia.

Entonces, un panel de tres jueces dictaminó, por unanimidad, que no hay un uso justo en una copia literal de un trabajo protegido por copyright para el mismo fin y función que el original en una plataforma de la competencia. Entonces, este tribunal de apelaciones devolvió el caso a juicio, para concretar lo que Google debía pagar por daños y perjuicios. Fue entonces cuando Google llevó el caso al Tribunal Supremo.

Cuando este aceptó el caso, el tribunal dijo que daría respuesta a dos preguntas: si las 11.000 líneas de código que habían dado origen a la demanda estaban sujetas s copyright y, si lo estaban, si el uso que hacía Google de ellas estaba sujeto a la excepción de uso justo. La respuesta a esta segunda pregunta ha sido, al hilo de la sentencia, que sí. Además, el Juez Breyer, uno de los que ha votado a favor de Google, apunta que los cuatro motivos de uso justo estipulados en la Ley de Copyright apoyaban todos la tesis de Google.

Entre otras cosas, Breyer señala que el uso que Google hizo del código dio lugar a algo nuevo, y que este nuevo producto «ofrece a los programadores una herramienta muy creativa e innovadora para un entorno de smartphones«. Además, apuntó que la naturaleza del código, «está unida de manera inextricable con un sistema general, la división de tareas de computación, que nadie asegura que es un sujeto de copyright adecuado«. Por otro lado, Breyer ha subrayado que Google no ha copiado mucho del código de Oracle, ya que las 11.000 líneas de código motivo de la disputa son aproximadamente el 0,4% del código relevante.

El juez también ha tenido en cuenta para tomar su decisión el efecto sobre el mercado, apuntando que «la naturaleza incierta de la capacidad de Sun para competir en el mercado de Android, las fuentes de sus ingresos perdidos y el riesgo de daños relacionados con la creatividad para el público, si se contemplan como un todo, convencen de que los efectos sobre el mercado inclinan la balanza en favor de un uso justo«.

En la parte contraria, el juez Thomas ha apuntado que esto último apunta justo a lo contrario, ya que «al copiar el trabajo de Oracle, Google ha diezmado el mercado de Oracle y creado un sistema operativo móvil que ahora está en unos 2.500 millones de dispositivos en uso activo, y que le permite ganar decenas de miles de millones de dólares cada año. Si estos efectos sobre el mercado potencial de Oracle favorecen a Google, algo está muy equivocado en nuestro análisis de uso justo«. De hecho, asegura que Google ha justificado el robo por conveniencia. Por mucho que este juez piense así, su posición ha sido minoritaria en el tribunal, lo que ha librado a Google de tener que pagar una cantidad más que notable a Oracle.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!