Conecta con nosotros

Noticias

Intel pide 8.000 millones para su nueva planta de chips en Europa

Publicado el

Europa podría finalmente tener su propia fábrica de semiconductores…si se muestra dispuesta a ofrecer subsidios fiscales a Intel por un valor aproximado de 8.000 millones de euros. Este es uno de los principales titulares que se desprenden del encuentro que la semana pasada mantuvieron el CEO de la compañía, Pat Gelsinger, con el Comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton.

Aunque no es una noticia que se haya comunicado de forma oficial, fuentes de la reunión han compartido con Reuters que esta es la cifra que el presidente de Intel ha puesto sobre la mesa para seguir avanzando en este terreno…y es que según ha declarado más tarde el propio Gelsinger a la revista Politico, «lo que pedimos tanto al gobierno estadounidense como a los países europeos es que nos resulte competitivo hacerlo aquí en comparación con Asia».

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

De forma oficial, Intel sí que ha insistido sin embargo en una idea muy similar: si la UE quiere una fábrica de la multinacional en Europa, tendrá que invertir y pagar por ella. En este sentido, ha sugerido que esto es precisamente lo que se disponen a hacer en Estados Unidos, donde la compañía ultima un plan de inversión de más de 20.000 millones de dólares en la apertura de nuevas fábricas.

De forma paralela sin embargo, Gelsinger también ha explicado que Intel está buscando una localización en el viejo continente para otra fábrica y que según el presidente de la multinacional, estaría alineada con la voluntad de la UE de duplicar la cuota de la región en la producción de chips, llegando hasta el 20% a lo largo de la próxima década.

Como contamos hace una semana, la UE está manteniendo reuniones bilaterales con otras compañías que podrían estar interesadas en invertir en territorio europeo, con TSMC como principal empresa con la que se quiere llegar a un acuerdo.

Como también contamos en esa ocasión, con las reticencias expresadas por el gobierno de Taiwán casi da por descartada esa inversión asiática en nuestra región y se apuesta en cambio por una alianza estratégica. De hecho, las declaraciones de TSMC a la salida de la reunión que han mantenido con Breton han ido en esa dirección: «nuestro deseo de apoyar a nuestros clientes de la forma más completa posible significa que siempre estamos dispuestos a establecer una comunicación abierta con los gobiernos y los reguladores dondequiera que ellos, y nosotros, estemos», afirmaron.

La semana pasada Breton se reunió además con los CEOs de otras dos empresas alemanas que se mueven en el mismo campo: ASML y NXP. Contar con una de esas dos compañías podría desde luego sumar a un proyecto que según la Comisión «podría satisfacer la demanda actual y futura de la industria de los semiconductores en Europa, permitiéndole aumentar drásticamente su capacidad de producción, tanto por sí misma como a través de asociaciones estratégicas».

De momento sin embargo, de los tres grandes productores de chips a nivel mundial, únicamente Intel parece haber manifestado interés por instalarse en la Europa continental y como hemos visto, siempre que la Unión esté dispuesta a pagar el precio.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!