Conecta con nosotros

Noticias

El corrector ortográfico de Google y Edge puede tener un problema de seguridad

Publicado el

El corrector ortográfico de Google y Edge puede tener un problema de seguridad

Google y Edge son dos navegadores que brindan la opción de poder corregir automáticamente la información que los usuarios escriban en formularios y documentos en línea, entre otros. Sin embargo, a pesar de lo mucho que facilita el no tener que estar recurriendo a la Real Academia Española (RAE), Fundéu u otros soportes de resolución de dudas, el corrector ortográfico presenta algunos problemas.

Los datos de los usuarios se están filtrando

Recientemente, se ha descubierto que toda la información que los usuarios envían a través de los formularios, como su lugar de residencia o dirección de email, se están filtrando a las páginas webs en las que los introducen, así como a terceros. Esto es preocupante, pues ahora que la Ley de Protección de Datos es tan exigente con la tenencia de información sobre las personas hay que resolver esto cuanto antes.

El peligro radica en que las contraseñas que puedan introducir ya no es algo seguro. Si los usuarios activan el corrector en el momento en el que le dan a “mostrar contraseña” al intentar entrar en su correo personal, la información directamente se enviará a servidores de terceros. Todas las alarmas se han disparado debido a este hecho y es que se está produciendo una brecha de seguridad importante.

Spell-Jacking, así se llama el fallo de seguridad

Este fallo que se está produciendo en los navegadores de Edge y de Google ya tiene nombre: Spell-Jacking. Las medidas para solucionarlo ya se encuentran en marcha, aunque se están recomendando tomar algunas acciones. Por ejemplo, no hacer clic en el apartado de “mostrar contraseña” o deshabilitar el corrector ortográfico hasta que todo se encuentre ya resuelto. Pues, la seguridad es lo más valioso.

¿Por qué se ha originado este fallo de seguridad? Todavía, no se sabe. Los servicios de revisión ortográfica que incorporan navegadores como estos, al igual que otras actualizaciones que buscan mejorar la experiencia de búsqueda de los usuarios siempre pueden presentar algún error como este al que estamos aludiendo. Esto puede hacer que se elijan otros buscadores y que la desconfianza aumente.

Solución: desinstalar el corrector ortográfico

La mejor solución es desinstalar el corrector ortográfico para poder continuar disfrutando de los navegadores Edge y Google sin ningún tipo de problema. No obstante, es verdad que en este último no existe tal opción y es que, contrariamente a Edge, no es una extensión aparte. En estos casos lo que se recomienda es que en los ajustes del corrector se seleccione la casilla de idiomas “revisión ortográfica básica”.

Esto solucionará el problema, ya que el error Spell-Jacking se encuentra en el “corrector ortográfico mejorado”. Con respecto a Edge, evitar este fallo de seguridad es más sencillo. Tan solo hay que eliminar la extensión MS Editor del corrector ortográfico y utilizar la asistencia de escritura que ya ofrece el propio navegador. Es verdad que no está tan bien, pero al menos es seguro y evitará sustos.

Por el momento no se sabe cuándo el fallo de seguridad del corrector ortográfico estará resuelto y otra vez operativo. Pero, ahora mismo las únicas soluciones son las que acabamos de exponer. Conocer este tipo de errores que, muchas veces, los usuarios ignoran les ayudará a tomar medidas para proteger su privacidad y la seguridad de sus cuentas. Pues, en este caso, pueden encontrarse expuestas.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!