Conecta con nosotros

A Fondo

¿Amor al trabajo?: employee engagement y productividad

Publicado el

Amor al trabajo

Un 63% de los empleados de las compañías no está comprometido en estos momentos con su organización. Este es uno de los datos que aportó Ricardo Alfaro, director de RRHH de Asepeyo, en unas jornadas organizadas por Seresco. Bajo el título: “¿Amor al trabajo?: Employee engagement y productividad”, los asistentes debatieron sobre los mecanismos necesarios para enganchar emocionalmente a los trabajadores con su organización.

En palabras de Cristina Prats, directora de Seresco en Barcelona: “es difícil medir el grado de engagement de las personas de una empresa, pero sí sabemos que aquellas que se implican emocionalmente con ella son un 4% más productivos. Por ello el reto de las organizaciones es conseguir que el profesional trabaje a gusto y se enganche emocionalmente porque ello redundará directamente en el incremento de la calidad de los servicios al cliente final”.

Por su parte, Ricardo Alfaro aportó la visión de los responsables de RRHH al afirmar que: “es necesario que salgamos de la zona de confort. En este momento sólo el 15% de las actividades de RRHH son estratégicas y en una situación de crisis debemos ser imaginativos. Hay que hacer más con menos y tenemos la oportunidad de salir de este entorno placido e intentar generar nuevas ideas que abran nuevas oportunidades de cara a los clientes”.

“Es necesario generar cultura organizacional que favorezca la conexión de la gente con el proyecto, el engagement. Solo el 17% de los empleados de una organización están activamente comprometidos, el 63% no está comprometido y el 20% están activamente no comprometidos. Nuestro reto es conseguir convertir un ejército de reclutados en una comunidad de voluntarios, gente que va más allá de sus obligaciones, que la empresa se mueva en un clima de confianza y de compromiso mutuo”, añadió.

Amor al trabajo

Montse Ventosa, fundadora de StickyCulture aseguró que, “si analizamos lo de motiva a las personas llegamos a la conclusión de que hay pocos elementos que lo hagan. Hay una gran cantidad de jóvenes que no trabajan, que tienen altos niveles de conocimiento y quizás es porque buscan algo que las compañías no están ofreciendo en estos momentos. Las diferentes teorías sobre motivación que utilizamos en nuestras empresas son de los años 70 cuando la mayor parte de nuestra estructura económica se basaba en la industria, algo que ha cambiado radicalmente y a eso se añade un elemento nuevo, la crisis lo que hace más que nunca necesario conseguir el engagement de nuestras plantillas“.

Montse Ventosa aportó un dato más, “según el informe MacLeod de 2010, el coste para la economía británica por pérdida de productividad, por la falta de plantillas engagement, fue de 59 mil millones de libras. Y según una encuesta del gobierno británico solo tres de cada 10 personas está engaged con su trabajo, el 67% de los empleados conectados emocionalmente con sus empresas recomiendas a clientes su compañía, cogen menos bajas laborarles, lo que tiene un impacto directo en los clientes y en la propia organización”.

Mesa redonda

Durante la segunda parte de la jornada tuvo lugar una mesa redonda que contó con la participación de Josep Ginesta, director de la Oficina de Treball de la UOC (Universidad Oberta de Catalunya), Jaume Gurt, director general de Infojobs y Montse Ventosa fundadora de StickyCulture.

Ginesta señaló que “comprometer a las personas con el proyecto y la organización es fácil, pero el reto que nace en situaciones de crisis es saber para qué queremos comprometerlas. Estamos cansados de ver organizaciones en las que la gente está altamente comprometida pero no sabemos qué resultados obtenemos con ello. Cuando medimos productividad, el gran error es hacerlo en relación con el tiempo. No podemos medir la productividad de las personas por el tiempo que pasan en la oficina. La nueva reforma laboral pone sobre la mesa herramientas que habrá que utilizar con mucha visión estratégica, como la negociación de las condiciones de trabajo de nuestra gente. Si queremos comprometer a las personas debemos decirles para qué y pongamos en la base la eficiencia y la sostenibilidad para que la organización acabe teniendo unos resultaos adecuados”.

Para Jaume Gurt, debemos darnos cuenta que formamos parte de un equipo, “y todo funciona de adentro hacia afuera. Hay que cultivar todo aquello que queremos que el mundo vea de nosotros. Si deseamos ser una empresa transparente seamos primero transparentes con nosotros mismos. Para mi compañía lo importante son las personas que son la clave del negocio, no podemos ofrecer lo que no somos. Muchas veces nos equivocamos cuando damos cosas físicas, deberíamos apostar por ofrecerle cosas que tienen que ver con la satisfacción personal de la plantilla, con aspectos sentimentales. Debemos cuidar a nuestros trabajadores. En una situación de crisis como la actual no vas a poder ofrecer mejoras salariales ni de condiciones laborales, por eso tenemos que cuidar la parte sentimental”.

Periodista especializada en tecnologías corporate, encargada de las entrevistas en profundidad y los reportajes de investigación en MuyComputerPRO. En el ámbito del marketing digital, gestiono y ejecuto las campañas de leads generation y gestión de eventos.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!