Conecta con nosotros

Noticias

Javier Martínez, de NetApp: «La nube híbrida es la suma de varios servicios, algunos internos y otros externos

Hemos hablado con Javier Martínez, director técnico de NetApp Iberia, sobre cloud híbrida y el papel de NetApp en este mercado.

Publicado el

javier martinez

javier martinez

Javier Martínez, director técnico de NetApp Iberia.

MuyCloud: En vuestra presentación de servicios estratégicos cloud, indicáis que el éxito de la nube comienza con la estrategia correcta….

Javier Martínez: Muchas de las organizaciones que se lanzan a desplegar servicios cloud apresuradamente pronto se ven empantanadas en problemas que ralentizan la innovación, como la dependencia de un único proveedor o arquitecturas de cloud excesivamente complejas o incongruentes. Peor si cabe, estas decisiones pueden situar datos cruciales para las operaciones de la empresa en peligro, o fuera de su alcance. Algunas empresas incluso han perdido estos datos por completo.

Sin embargo, con una comprensión básica y una planificación cuidadosa, este problema se puede evitar, y es fundamental elegir adecuadamente a los proveedores y los niveles de servicio adecuados. Un ejemplo muy notorio es el de la multitud de servicios de almacenamiento gratuitos disponibles, que ofrecen escasa o ninguna garantía respecto a la protección de los datos allí almacenados.

MC: Vosotros defendéis que el cloud híbrido es el futuro, pero hay fabricantes que dicen que es el privado… ¿Cómo desmontáis esta teoría?

JM: Cada uno de estos entornos tiene características y atributos únicos para ahorrar tiempo, dinero y operar más eficientemente. Una nube privada es aquella en la que la organización mantiene la propiedad y la gestión de su IT ofreciéndola a sus usuarios internos como un servicio. La nube pública permite a la organización aprovisionar los servicios IT sobre la web desde proveedores de servicios sin hacerse cargo de la propiedad ni la gestión de los recursos IT, mientras una nube hibrida facilita a la organización la flexibilidad de una nube pública para algunos servicios y la seguridad de una nube privada para otros.

Y esto se resume en Data Fabric, nuestro concepto de tejido de datos, donde NetApp ofrece una solución adecuada para implementar una infraestructura multi-proveedor para Big Data. Las empresas pueden tener control total de sus datos, utilizando sistemas de almacenamiento locales o remotos, y aprovechar la potencia de computación de una o varias nubes. El uso de recursos de computación externos permitirá a las medianas empresas integrar los motores de análisis de datos más potentes sin invertir mucho dinero en infraestructura de TI local.

Pero son los directores de informática los que deben planificar adecuadamente e implementar el control de datos en su departamento de tecnología y en entornos de nube privada o híbrida antes de adoptar los servicios de nube pública. El control de datos debe tener en cuenta las necesidades empresariales, las necesidades de las tecnologías de la información y muchas necesidades externas como los requisitos de gobierno, normativas y cumplimiento de normativas.

MC: ¿Cómo se construye un entorno de nube híbrida? ¿Es caro desarrollarlo para, por ejemplo, una empresa pequeña?

JM: Una nube híbrida no es más que la suma de varios servicios, algunos internos y otros externos. Basándose en la arquitectura de NetApp Data Fabric, los clientes pueden elegir dónde despliegan su siguiente servicio, ya sea el CPD propio, un proveedor de servicios cercano o un proveedor hyperescalar, sin cambiar la arquitectura ni el modelo de datos, que correrá por cuenta de NetApp. También se puede cambiar de proveedor a medida que el proyecto avanza; se puede por ejemplo comenzar desarrollando en Amazon, pasar la producción a un CPD propio, y contratar la protección ante desastres con cualquiera de los de proveedores nacionales que utilizan nuestra tecnología.

MC: ¿Cuál es la adopción del cloud en nuestro país a día de hoy y según vuestra experiencia?

JM: Prácticamente todas las empresas emplean el cloud de alguna forma. Así como la mayoría de los clientes eran reacios a apostar por un único proveedor para la tecnología en sus instalaciones, optarán por trabajar con varios proveedores de cloud. La prevención de bloqueos, la influencia en las negociaciones o el simple deseo de elegir les llevará a buscar un cloud híbrido que no le cierre la puerta a ningún proveedor.

Y es que tener datos en el cloud significa que se puede acceder a ellos con flexibilidad y desde cualquier punto del planeta, gozando de una gran escalabilidad y facilidad de acceso. Para ello, en el pasado, las organizaciones tenían que crear, albergar y mantener centros de datos. Esto implicaba mucho trabajo, mucha dedicación y un gran coste. Hoy en día es posible firmar contratos con proveedores de servicios cloud en poco tiempo, lo que brinda a las empresas un acceso y un alcance globales.

Para las organizaciones más pequeñas y para las empresas de nueva creación, a menudo se trata de una decisión muy sencilla, que les pone en igualdad de condiciones frente a la competencia y que ofrece un acceso sin precedentes a soluciones de software para jóvenes y ambiciosos innovadores. Un número cada vez mayor de grandes empresas están descubriendo las ventajas de migrar sus datos al cloud, a menudo a través de arquitecturas híbridas que combinan implementaciones tanto en sus instalaciones físicas como fuera de ellas.

Por eso, en 2016 veremos cómo los productos y soluciones responderán a las necesidades que tiene el mercado en materia de sencillez, una gestión más fácil y la necesidad de integrar la gestión de datos en el cloud híbrido. Y por parte del rendimiento, Flash despega como el factor de aceleración clave en el mundo del almacenamiento empresarial, con costes cada vez menores, que hacen que los discos SAS estén llegando al final de su vida.

MC: ¿Cualquier negocio puede llevar a cabo una estrategia de IT híbrida o es necesario que cumplan ciertos requisitos?

JM: Es cierto que lo que, en esencia, se trata de un concepto sencillo: llevar los datos que tenemos tras nuestros cortafuegos a un lugar donde resulten más accesibles, flexibles y escalables, se puede complicar muy rápidamente. Sin embargo, bajo todos estos niveles de complicación, surgen increíbles nuevas ventajas estratégicas, que los departamentos de TI con la pericia y sagacidad necesaria pueden aprovechar. Los despliegues de servicios en cloud híbrida realizados de forma inteligente y meticulosa aportan más valor a la empresa gracias a y a partir de sus datos, y al mismo tiempo permiten aprovechar el increíble poder de la innovación para crear resultados palpables.

Cuanto antes comprendan los departamentos de TI en qué consiste realmente la cloud híbrida, y en qué no, más eficazmente podrán valerse del poder de la información. A medida que la niebla se va disipando, se van simplificando sus complicaciones en torno al cloud y se van revelando las increíbles ventajas que ofrece.

Por eso, por ejemplo, Data Fabric de NetApp proporciona una forma cohesiva y bien integrada de gestionar los datos empresariales independientemente de la infraestructura en la que residan. Abarca diversos recursos, tanto del centro de datos como  del cloud. Sin un método común, el departamento de tecnología tendrá que realizar esfuerzos constantes para conciliar las prácticas de gestión de datos en una serie de  silos de datos aislados e incompatibles.

 

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!