Conecta con nosotros

Noticias

Goldman Sachs degrada las acciones de Intel: recomienda vender

Publicado el

resultados-Intel-q3-2018

Intel es una de las empresas tecnológicas más importantes que existen actualmente. El conocido como “gigante del chip” ha intentado adaptarse a los cambios que se han producido durante los últimos años y ha mantenido una apuesta clara por diversificar sus áreas de negocio, aunque no siempre ha conseguido el éxito esperado.

En el sector de procesadores de consumo general, de alto rendimiento y de soluciones profesionales sigue disfrutando de un liderazgo contundente, pero sus aventuras en el sector de CPUs para dispositivos móviles y en el mercado GPU han sido un fracaso. Esta realidad ha obligado a la compañía a replantearse sus estrategias y a fichar a nuevos profesionales para poder seguir avanzando hacia el cumplimiento de sus objetivos.

Uno de los fichajes más importantes fue el de Raja Koduri, antiguo jefe de la división gráfica Radeon de AMD; que llegó al gigante del chip para trabajar en el proyecto de GPU dedicada de la compañía. No tenemos información concreta todavía, pero se comenta que podría partir de la arquitectura base que utilizan las soluciones integradas HD de Intel y que estaría lista para debutar en 2019.

En otros sectores como el almacenamiento SSD y las soluciones dedicadas para inteligencia artificial Intel ha conseguido buenos resultados y mantiene una posición favorable, aunque como vimos en este artículo los principales analistas y medios dudan de la viabilidad de los Xeon personalizados para competir a corto plazo con GPUs en el campo del aprendizaje profundo y la inteligencia artificial.

Intel tiene trabajo por delante y la creciente competencia de AMD tras el lanzamiento de la arquitectura Zen representa una amenaza clara para su dominio en el sector global de procesadores x86. Ryzen, Threadripper y EPYC son rivales de primer nivel para los Core, Core Extreme y Xeon de Intel, un escenario al que debemos unir que el gigante del chip está teniendo graves problemas para sacar adelante el proceso de 10 nm.

El proceso de 10 nm iba a ser el gran revulsivo de Intel y su debut estaba previsto para 2016, pero los problemas que han tenido para convertirlo en algo viable (tanto financiera como técnicamente) han obligado a retrasar su llegada hasta finales de 2019, una situación que no ha gustado nada a los inversores y a los analistas, que han llegado a cuestionar a Intel. Goldman Sachs ha sido muy dura con los de Santa Clara, tanto que ha cambiado la valoración de sus acciones de “neutral” a recomendar su venta y con AMD ha hecho justamente lo contrario, pasando de recomendar su venta a darles una valoración neutral.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!