Conecta con nosotros

Noticias

Intel y ARM hacen las paces para asegurar el futuro de la IoT

Publicado el

Intel y ARM son dos empresas rivales. A pesar de que su núcleo central (unidad de negocio principal) es diferente sus ambiciones las han llevado a colisionar en más de una ocasión. Por ejemplo, el gigante del chip se centra en los procesadores x86, pero sus intentos de hacerse un hueco en el sector móvil la llevaron a desarrollar una serie de chips Atom diseñados específicamente para competir con los Snapdragon de Qualcomm, que utilizan procesadores basados en la arquitectura ARM.

A pesar de que su rivalidad es clara y muy marcada ambas han dejado a un lado sus diferencias para cerrar un acuerdo que permita el desarrollo de la Internet de las Cosas (IoT). Una de las grandes claves para su despegue estará en la administración de las redes que utilizará cada dispositivo, una tarea que puede llegar a ser muy complicada si no se apuesta por el uso de estándares que permitan crear un punto o nexo en común.

Es ahí precisamente donde entra en juego ese acuerdo que han alcanzado Intel y ARM. La compañía británica, propiedad de Softbank Corp, ha confirmado que van a utilizar un conjunto de estándares comunes desarrollados por el gigante de Santa Clara para administrar y gestionar dispositivos, conexiones y datos de sistemas relacionados con la Internet de las Cosas.

Himagiri Mukkamala, vicepresidente senior y gerente general de la división de servicios en la nube e IoT de ARM, comentó:

“Vemos una aceleración significativa a nivel de mercado en lo que respecta a la cantidad de dispositivos conectados y administrados, y el volumen de datos que se mueve a través de estos sistemas”.

Esto confirma que nuevos desafíos. La Internet de las Cosas permitirá que los dispositivos más simples y las cosas más comunes se vuelvan inteligentes gracias a la computación en la nube. Esto abre un nuevo mundo de posibilidades, pero al mismo tiempo representa una problemática muy clara por lo que respecta a su gestión, mantenimiento y protección.

Con esto en mente no es extraño que Intel y ARM hayan querido dar los pasos necesarios para allanar el terreno y facilitar el despegue de la tecnología necesaria para que la Internet de las Cosas sea realmente viable, no sólo en términos de rendimiento sino también en lo que respecta a la interconexión de diferentes dispositivos y a la seguridad de los mismos. Es un paso importante, no en vano ARM ha pronosticado que habrán 1.000 millones de dispositivos conectados en la Internet de las Cosas en las próximas dos décadas.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!