Conecta con nosotros

Noticias

HPE prueba un año el superordenador Spaceborne Computer en la Estación Espacial Internacional

Publicado el

HPE prueba un año el superordenador Spaceborne Computer en la Estación Espacial Internacional

HPE envió el pasado mes de agosto de 2017 un superordenador a la Estación Espacial Internacional (ISS) con el objetivo de probar durante un año su resistencia y rendimiento en el entorno de la estación. El equipo, de nombre Spaceborne Computer, es el primero basado en una plataforma comercial que HPE y la NASA lanzan al espacio. Y durante el tiempo transcurrido desde su puesta en marcha en la ISS se ha conseguido que alcanzase de manera constante un TeraFLOP (un billón) de operaciones en coma flotante por segundo.

Este sistema de computación de alto rendimiento, basado en HPE Apollo 40, sigue en funcionamiento. Ni siquiera ha tenido que instalarse nuevo hardware en él, y ha conseguido completar hace escasas fechas la misión inicial que tenía cuando se le lanzó al espacio. Además, ha demostrado que es capaz de soportar las duras condiciones a la que están sometidos todos los equipos en el espacio: gravedad cero, cortes de energía no programados, niveles de radiación impredecibles, etc. Utiliza un enfoque de software-hardening que se integra con sus nodos HPC (computación de alto rendimiento), lo que demuestra que se podrán llevar al espacio sistemas compactos similares al de este equipo, y que además tienen un precio asequible.

Además, ha mostrado que puede ofrecer unas elevadas capacidades de computación a los astronautas e investigadores que trabajan en la estación. De esta manera, podrán efectuar análisis directamente en la ISS, en lugar de tener que transmitir todos los datos a la Tierra para que se tratasen y estudiasen, y esperar a recibir los resultados, así como otros datos adicionales que pudiesen necesitar.

En efecto, hasta ahora, debido a que los investigadores que trabajan en la Estación Espacial Internacional tenían equipos de potencia limitada, no tenían otro remedio que mandar a la Tierra la información necesaria para realizar diversos cálculos necesarios para poder continuar con sus investigaciones y completar sus proyectos iniciados en el espacio. Esto hace que la realización de estudios sobre el terreno en esos casos sea un desafío, e incluso un peligro potencial, ya que los astronautas se tendrían que enfrentar a cualquier situación, incluso las críticas, con los equipos que tengan en su poder.

Esto es posible para investigar en la luna o en órbitas terrestres bajas. En estas situaciones, la comunicación con la Tierra puede realizarse prácticamente en tiempo real. Si se viajase más lejos, por ejemplo a Marte, se dan latencias de comunicación que pueden ser de hasta 20 minutos. Tanto al enviar datos de una nave o una estación espacial a la Tierra como en sentido contrario. Y supone un desafío que HPE y la NASA ya están abordando, con sistemas como el que lleva algo más de un año en la ISS.

Equipos como Spaceborne Computer permitirán que los astronautas e investigadores en el espacio puedan ser autosuficientes en distintos aspectos. Además, podrán acelerar el tiempo de resolución de sus exploraciones espaciales, realizar exploraciones nuevas y más complicadas y acelerar los descubrimientos gracias al empleo de la Inteligencia Artificial.

Gracias a los sistemas de alto rendimiento que se instalen en la ISS se eliminará la latencia experimentada al transmitir información hacia y desde los centros de datos en la Tierra. Se harán los cálculos a bordo, y así se evitará depender de equipos de investigación en Tierra. También se liberará gran parte del ancho de banda de la red en el espacio. En la actualidad, una buena parte de este lo consume la transmisión de grandes cantidades de datos hacia y desde la tierra. Con estos equipos, el ancho de banda que quedará libre se podrá destinar a otras necesidades, como las comunicaciones de emergencia.

Por otro lado, Spaceborne Computer también probará, en los viajes a Marte, los límites de las comunicaciones en el espacio y ver si puede reducir o cerrar las brechas de latencia en los viajes espaciales a larga distancia. Por ejemplo, a Marte.

Según el Doctor Eng Lim Goh, CTO y Vicepresidente de HPC e IA de HPE, “nuestra misión es proporcionar tecnologías innovadoras que permitan impulsarnos hacia las próximas fronteras, tanto en la Tierra como en el espacio, y hacer descubrimientos revolucionarios que no habíamos imaginado hasta ahora. Después de haber aprendido de nuestro primer y exitoso experimento con Spaceborne Computer, seguimos probando su potencial poniéndolo a disposición de los investigadores de la ISS y dotándoles de herramientas para el procesamiento de la información que impulsarán la exploración espacial a un nuevo nivel”.

Por su parte, David Hornyak, Responsable del portfolio de investigación de demostración de tecnología de la ISS de la NASA, ha recordado que se han comprometido a “seguir dotando de innovación a la Estación Espacial Internacional para avanzar en nuestra comprensión de los fenómenos científicos. A través de nuestra colaboración con HPE en la próxima misión de Spaceborne Computer, permitiremos a nuestros astronautas hacer más por sí mismos y aceleraremos la exploración espacial“.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!