Conecta con nosotros

Opinión

Redefinir el papel del arquitecto de datos

Publicado el

Demanda de centros de datos se ha multiplicado pero su consumo ha subido muy poco

La era de los negocios basados en datos ha llegado. Los datos, más que nunca, se han convertido en un activo estratégico que es tanto propulsor como base de la transformación digital en todos los sectores. La inversión en gestión de datos, ciencia de datos y tecnologías relacionadas está también en su mejor momento y se espera que siga creciendo: según IDC el gasto en datos y analytics podría llegar a los 260.000 millones de dólares en 2021.

Las empresas que buscan un modelo basado en los datos ya entienden, o están aprendiendo rápidamente, que poder ‘fiarse’ de sus datos es un prerrequisito para ser capaces de utilizarlos de forma eficiente. Esa confianza en los datos significará que podemos basar nuestras decisiones en ellos, sin dudas, y utilizarlos para llevar a cabo acciones donde más nos interese.

MCPRO Recomienda

Aprende a realizar streaming de vídeo de forma eficaz Leer
Estudio "La virtualización en las empresas españolas" ¡Descárgate el informe!
Gestiona los dispositivos de tu empresa de forma inteligente Leer

Significa que podremos aunar datos complejos y que actualmente están en silos para tener una visión integrada, precisa y consistente de nuestro cliente (o paciente, o ciudadano, o proveedor), y que eso nos dará información que se convierta en la clave de la innovación para poder diseñar nuevas experiencias transformadoras que sirvan para retenerles y fidelizarles.

Las organizaciones que lideran esta nueva era entienden, en fin, que sus datos pueden llevarles a conseguir productos más apetecibles para el mercado, un mayor alcance y una mejor atención al cliente. En el entorno actual donde ‘el dato es el rey’, los profesionales del dato están en un momento dulce, especialmente los arquitectos de datos. Ellos se mueven entre la tecnología y el negocio, algo clave para el éxito de una empresa que busca ser data-driven.

Crear una estrategia de datos y tecnología

La empresa tiene que guiar la implementación y el uso de los datos para asegurar el alineamiento con los objetivos generales y los objetivos de negocio. Los gestores de los datos deben diseñar y construir la arquitectura de la plataforma y aprovechar su experiencia para guiar la selección de tecnologías y partners. Para empezar, hay ciertos principios básicos que cualquier plataforma necesitará ofrecer, como ser capaces de limpiar fuentes de datos diversas y desplegar dominios maestros y los arquitectos de datos juegan un papel fundamental a la hora de implementar estas capacidades.

Y es importante que el arquitecto de datos una esta arquitectura técnica a los objetivos específicos de la organización. Por ejemplo, para un oficial de policía es importante moverse rápidamente entre informes consolidados para encontrar el nombre de una persona, su dirección y, tal vez, sus antecedentes. Un gerente de banca o un profesional del marketing necesitarán tener una visión 360º de sus clientes para ofrecerles venta cruzada de productos y servicios. Y en sanidad, por su parte, el arquitecto de datos puede ayudar consiguiendo integrar y combinar fuentes de Big Data externas, como la salud de la población, con información clínica y financiera para medir el rendimiento de un centro con total precisión.

Así, la orientación a los datos debe estar siempre basada en la misión de la empresa o entidad, y es más fácil alinearlas cuando el arquitecto de datos se centra en impulsar el negocio, más que en la capacidad tecnológica.

Gobernanza de datos

La gobernanza de los datos requiere una aproximación multifocal, englobando los procesos de negocio, la tecnología y las mejores prácticas de cada sector. Uno de los mayores retos es que, típicamente, los ejecutivos no pueden ‘traducir’ el uso operacional de los datos desde los sistemas que albergan esos datos. Esta es una gran oportunidad que los arquitectos de datos tienen para educar a toda la organización y diseñar e implementar una arquitectura de datos de referencia que asegure la relevancia y calidad de los datos a lo largo de su ciclo de vida.

Una propuesta de valor sólida, que especifique la necesidad y los retornos por anticipado, ayudará a conseguir que los directivos se interesen y apuesten por el proyecto. Y demostrarles que ese valor es medible y relevante a lo largo del tiempo mantendrá su interés, lo que hará que continúen utilizando su influencia y estatus político para hacer de la gobernanza de los datos una prioridad continuada en la organización. Los responsables de los datos y arquitectos deben asegurarse de que las iniciativas están diseñadas para adaptarse a las necesidades en continua evolución. Y también será importante involucrar al personal no técnico y no estratégico para promover el cambio cultural y de procesos y asegurar el alineamiento de los objetivos tácticos y estratégicos.

El arquitecto de datos orientado al negocio

Convertirse en una empresa orientada a los datos optimiza el negocio, pero esta transformación tiene que estar incorporada en el tejido tecnológico de la compañía. Y requiere una transformación de los datos también.

El arquitecto de datos es quien entiende la tecnología y puede comunicar sobre ella de forma eficiente, solo si él conoce las necesidades de negocio y sabe cómo cubrirlas utilizando y reorientando la estrategia de datos, la estrategia de gobernanza y la estrategia analítica, la compañía estará verdaderamente preparada para adaptarse, sobrevivir y crecer en el futuro.

Firmado: Miguel Reyes, vicepresidente de Information Builders para EMEA Sur y Latinoamérica

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!