Conecta con nosotros

A Fondo

Apple Silicon quiere ser el más rápido

Publicado el

Nos lo cuentan nuestros compañeros de MC. Los primeros tests sintéticos a los que se han visto sometidos los primeros procesadores Apple Silicon han superado todas las expectativas. Tanto que los datos que se han hecho públicos ayer en distintos benchmarks, supera con holgura el rendimiento que ofrece el SnapDragon utilizado en el Surface Pro X por Microsoft y ya es capaz de ofrecer unas métricas muy similares a las que encontramos en otros ordenadores e alta gama equipados con Windows.

Y sin embargo, los datos que se han hecho públicos solo cuentan una parte de la historia: la del Mac Mini que Apple está entregando a algunos desarrolladores y que cuenta con el SoC Apple A12Z. Este equipo integra de momento una primera beta del sistema operativo (macOS Big Sur) y utiliza principalmente tecnologías de emulación (Rosetta 2) que impactan directamente sobre el rendimiento del dispositivo. Es decir, una vez que macOS Big Sur se convierte en un sistema operativo maduro y sus aplicaciones pasen a desarrollarse de forma nativa para ARM, los resultados mejorarán aún más.

MCPRO Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

Apple Silicon es la culminación de un trabajo que la compañía inició con su A10 Fusion el primer SOC diseñado por Apple y que debutó en el iPhone 7 (2016) con un 40% más de rendimiento que el SOC de la generación anterior.

Un año más tarde, la compañía salta hasta los 7 nanómetros con su A11, consiguiendo un 25% de potencia adicional frente al A10; un proceso que se repite con el A12 de 2018 y una vez más, con el A13 del año pasado, ofreciendo un 20% más de rendimiento y un 40% más de eficiencia energética con respecto a la generación anterior. Para el iPhone de este año se espera que la multinacional americana salte a los 5 nanómetros, en un proceso del que se especula que Intel no estará preparada hasta el año 2023.

Apple Silicon y las promesas

Veamos con más detalle el rendimiento que en estos momentos está ofreciendo lo nuevo de Apple. En la imagen adjunta podemos ver el rendimiento del SoC Apple A12Z bajo Rosetta 2 en GeekBench, y la verdad es que son bastante curiosos, 811 y 2.781 puntos en rendimiento monohilo y multihilo. Al funcionar a través de la capa de emulación Rosetta 2 se produce una pérdida de rendimiento clara, ya que el mismo SoC integrado en el iPad Pro 2020 logra un resultado de 1.118 y 4.625 puntos.

Cabría pensar que esa importante diferencia se debe, principalmente, a que el SoC Apple A12Z integrado en el iPad Pro 2020 funciona de forma nativa bajo GeekBench, sin la interacción de Rosetta 2, pero además existe una diferencia de frecuencia entre ambos chips, ya que el que está presente en la tablet profesional de Apple funciona casi a 2,5 GHz, mientras que el del Mac Mini corre a 2,4 GHz. Por otro lado también parece que el chip del Mac Mini solo utiliza los cuatro núcleos de alto rendimiento, y deja parados los cuatro núcleos de alta eficiencia. Esto explicaría la diferencia de rendimiento en multihilo.

Y a pesar de ello tal y como hemos apuntado al principio del artículo, resulta curioso comprobar cómo con todas estas limitaciones, logra superar al Snapdragon utilizado en el Surface Pro X de Microsoft, que funcionando este sí de forma nativa, ofrece 726 y 2.831 puntos en el mismo test.

Es decir, estamos ante unos inicios más que prometedores para un chip que no olvidemos tiene ya dos años en el mercado y que gracias a la alianza de Apple con TSMC, veremos cómo próximamente evoluciona hasta diseños de 5 e incluso 3 nanómetros.

Adiós a Windows 10

Una de las noticias que pasó algo más desapercibida en la última WWDC es que con el estreno de la nueva arquitectura desaparece el soporte para Windows 10. La compañía ha dejado entrever que macOS Big Sur ya no incluirá Bootcamp por lo que la única forma de instalar el sistema operativo de Microsoft pasará por utilizar tecnologías de virtualización como Parallels. Por un motivo similar, la nueva arquitectura de los Mac tampoco será compatible con Linux, a menos que los Canonical y demás, se las ingenien para desarrollar versiones ad hoc para el nuevo SOC de Apple.

Y aunque es probable que la versión de Windows 10 para arquitecturas ARM podría llegar a instalarse en estos equipos, tampoco es algo que vayamos a ver en un futuro cercano. Y es que como han declarado desde Redmond, los planes de la compañía pasan por licenciar únicamente Windows 10 en ARM a sus socios OEM.

¿Puede convertirse Apple en un socio OEM de Microsoft y ofrecer Windows 10 en determinados espacios corporativos? Es algo que desde luego está por ver, pero no parece demasiado probable en estos momentos.

Lo cierto es que tanto ARM, como AMD están ofreciendo a Intel motivos más que de sobra como para preocuparse y hará bien en «ponerse las pilas» si no quiere acabar relegada al mundo de los servidores.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!