Conecta con nosotros

Recursos

Ventajas de innovar en la nube con Red Hat OpenShift

Publicado el

openshift

Una de las principales claves de las empresas de prácticamente cualquier sector no solo en la actualidad, sino también de cara al futuro, es la flexibilidad. Los clientes suelen esperar que las empresas se adapten a ellos. Que sus productos y servicios evolucionen para que cubran sus necesidades. Y que lo hagan con bastante rapidez. Para hacerlo, en muchos casos las empresas necesitan adoptar nuevas tecnologías o actualizar las que ya emplean. Pero siempre tienen que elegir soluciones que sean eficientes.

Tanto en la automatización de procesos como en la mejora de infraestructura, pasando por la creación de productos inteligentes. Para conseguirlo, la mayoría de empresas ha recurrido a la nube, y también a los contenedores. Concretamente, a la infraestructura de nube híbrida, con plataformas como Red Hat OpenShift. 

Con ella, desarrolladores y empresas cuentan con más facilidades para diseñar, desarrollar, probar y ejecutar aplicaciones en la nube. Pero también en local o en el edge. Entre sus facilidades están la automatización de operaciones y la puesta en marcha de autoservicio para desarrolladores. Estas, entre otras funciones, facilitan el trabajo de los equipos de desarrollo, que también serán más eficientes al llevar su trabajo de la fase de desarrollo a la de producción.

Red Hat OpenShift ayuda a que las empresas puedan tener antes sus aplicaciones listas para lanzarlas al mercado, o para utilizarlas en su organización a nivel interno. Además facilita el despliegue tanto en entornos de pruebas como en entornos productivos completamente securizados.

Otra de las ventajas que ofrece Red Hat OpenShift para la innovación en la nube, que apreciarán sobre todo los desarrolladores, está relacionada con la orquestación de contenedores. La plataforma está desarrollada específicamente para encontrar menos barreras al hacerlo, lo que añadirá agilidad a sus tareas. Como resultado, mejorarán los procesos de DevOps. 

Además, OpenShift permite el despliegue de aplicaciones con alta disponibilidad y sin pérdidas de servicio ante actualizaciones. Tampoco es necesario para realizar automatizaciones, consiguiendo un tiempo de funcionamiento de prácticamente el 100%. Así, en vez de centrarse en actualizaciones, aplicación de parches o control de procesos, de lo que se encarga la plataforma, los desarrolladores y equipos de innovación pueden centrarse únicamente en sus tareas.

Pero si a pesar de sus facilidades, trabajas con equipos de desarrollo e innovación que quieren tener todavía menos trabas para realizar sus tareas, puedes contar con los servicios de un equipo externo que se ocupe de todo lo relacionado con el despliegue y gestión de contenedores. Profile tiene amplia experiencia en la implementación y gestión de clústeres de contenedores orquestados con Kubernetes, Red Hat OpenShift y alternativas como OKD, o las distribuciones ofrecidas por los principales proveedores Cloud como AKS, EKS, GKE, ayudándote a decidir por la opción que mejor se ajuste a tus necesidades. 

Sus especialistas diseñan e implementan estrategias Cloud para optimizar y diversificar negocios obteniendo con ello una mayor agilidad, escalabilidad y adaptación a la demanda de usuarios cada vez más digitales y exigentes. Con ellos tendrás más tiempo para la innovación en la nube, sin tener que preocuparte por tareas de gestión. 

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!