Conecta con nosotros

A Fondo

Las 10 principales tendencias en tecnología que marcarán la próxima década

Publicado el

Estas son las 9 principales tendencias tecnológicas en las empresas para 2021

Vivimos en una sociedad tremendamente cambiante, donde la tecnología y lo digital se transforman cada vez con mayor rapidez para adaptarse a las necesidades y a los gustos de un mundo en constante evolución. La transformación digital, qué duda cabe, es un hecho. La tecnología no caduca, se transforma para seguir ofreciéndonos avances espectaculares y que, de uno u otro modo, pueden llegar a cambiar nuestra forma de trabajar, relacionaros y, en definitiva, de vivir. La próxima década estará marcada, salvo sorpresa mayúscula, por 10 tendencias clave tal y como apunta un último informe de McKinsey Digital. Unas tendencias que, en el entorno de las organizaciones, ayudan a que éstas sean más competitivas e inviertan más en una transformación tan real como necesaria. No son novedades distópicas ni una tecnología utópica e irreal incapaz de ser asumida por las empresas. Si no tendencias que, hoy en día, acaparan el mayor número de patentes y ofrecen a las empresas las mejores garantías de afrontar un futuro repleto de retos e incertidumbres eso sí con las mejores herramientas.

 

1. Automatización y virtualización

Las cifras hablan por sí solas. Se calcula que en poco más de dos años, para 2025 se conectarán alrededor de 50.000.000.0000 de dispositivos al llamado Internet de las cosas (IIoT), lo que generará 79,4 zetabyes de datos al año, ahí es nada. La automatización será una constante en las empresas y la proliferación de robots continuarán al alza, de hecho se espera que existan 450.000 empresas productoras de robots industriales para ese año, creciendo hasta 600.000 en 2022. En 2030, las previsiones son claras: el 10% de los procesos de fabricación será cosa de robots y no habrá industria que se libre de ello.

Los robots de autoaprendizaje (y también rápidamente reconfigurables) ayudarán a impulsar la automatización de los procesos físicos lo que ayudará que poco a poco se necesite menos la fuerza del hombre para llevarlos a cabo. Esto supondrá un nuevo debate político y empresarial para la reubicación del personal y que éste pueda trabajar junto a las máquinas en otros menesteres.

Por su parte, todo será mucho más virtual, donde el 3D y el 4D continuará avanzando. O lo que es lo mismo, en un mundo que se caracteriza ya por ciclos de vida de productos y servicios cada vez más cortos continuará acelerándose.

2. El gran avance de la conectividad

Durante la próxima década seguiremos más y mejor conectados que nunca. Esta tendencia abraza dos conceptos que vivirán más unidos: por un lado las líneas móviles de banda ancha de quinta generación (5G) y, por otro, el internet de las cosas (IoT). El objetivo es conseguir una conexión más rápida incluso en distancias kilométricas, descargas aún más veloces y en menos tiempo. Mientras que una mayor disponibilidad y capacidad de la red impulsará amplios cambios en el sector empresarial, desde una mayor digitalización de la fabricación a través del control inalámbrico de herramientas, máquinas y robots móviles, hasta el suministro de energía descentralizado y el control remoto de pacientes, por ejemplo.

De hecho, se calcula que el aumento de la conectividad solo en cuatro sectores, como son movilidad, manufactura, comercio minorista y atención médica podría hacer crecer el PIB mundial para 2030 de 1,2 billones de dólares a los 2 billones.

3. Una mejor y más rápida infraestructura empresarial

Qué duda cabe que el mundo empresarial será el gran beneficiario de estas tendencias en tecnología que marcarán la próxima década. Una apuesta clara por el trabajo incloud o en la nube ayudará a éstas a consumir menos recursos pero más datos, y trabajar de manera mucho más ágil y descentralizada.

La mejora en el know how de las organizaciones será un hecho. También la mejora en la toma de decisiones, una mejor obtención de los datos y de una forma mucho más clara, un mayor control y acceso a la información… todo ello ayudará a que la empresa sea menos compleja, ahorre costes y sea más segura.

Las empresas apostarán más por herramientas y procesos de gestión híbridos, y por plataformas de servicios en la nube, repositorios abiertos y proveedores de software como servicio (SaaS) empresarial.

4. Computación de nueva generación

Quizás son dos conceptos con los que aún no te encuentres familiarizado del todo pero esta próxima década, será la década de la universalización de la computación cuántica y la computación neuromórfica, esta última implica algo muy en boga en los últimos tiempos ante la falta de suministros existentes: los microchips, aunque en esta ocasión los llamados ASIC, circuitos integrados específicos de la aplicación.

La computación de nueva generación será de gran utilidad para las empresas. Por ejemplo, ayudará a reducir el tiempo de desarrollo de productos químicos y farmacéuticos con simulaciones, aceleración en la fabricación de vehículos autónomos con inteligencia artificial cuántica o transformación de la ciberseguridad, reduciendo a su vez los costes de hardware. Las empresas más beneficiadas serán aquellas productoras de materiales, productos químicos y productos farmacéuticos o productos personalizados como el farmacéutico.

5. Inteligencia artificial aplicada

Esta tendencia tiene como finalidad la implementación de algoritmos de IA o inteligencia artificial para entrenar máquinas capaces de reconocer patrones y que interpreten y actúen sobre ellos. O lo que es lo mismo, ayudar a que los ordenadores que utilizamos den un mejor y mayor sentido a los datos, incluidos vídeos e imágenes pero también texto -mediante programación en NLP o lenguaje natural- y audio -tecnología de voz-

La finalidad es que las empresas mejoren en su atención y relación con el cliente con interfaces más sencillas y útiles, lo que ayuda a mejorar la productividad y reducir gastos operativos. Y es que, según las previsiones a medida que la inteligente artificial siga sofisticándose en esta línea, las empresas podrán eliminar tareas repetitivas y ofrecer servicios mucho más personalizados.

6. Cómo será la programación del futuro

En este sentido, debemos tener en cuenta un concepto que se va a popularizar y modernizar y universalizar más si cabe en la próxima década: el software 2.0.  Los programadores serán reemplazados por redes neuronales que utilizan el aprendizaje automático para desarrollar software.

El software 2.0 promete acelerar casos de uso de enorme complejidad como puede ser la programación para vehículos autónomos, por ejemplo. A su vez que proporcionará a las organizaciones una forma mucho más fácil, interactiva e intuitiva de personalizar el código existente, así como automatizar tareas de programación.

7. La trust architecture y la protección de datos

Uno de los retos futuros al que nos debemos enfrentar todos, pero en especial las empresas, es de la protección de datos. Para ello, se están fomentando tecnologías tales como la `trust architecture´ que adquirirá una enorme relevancia en la próxima década. El estudio de McKinsey Digital destaca que solo en 2019, 8.500 millones de registros de datos en el mundo se vieron amenazados. Aumenta la sofisticación tecnológica sí, pero también la de los ciberataques.

APIs, aplicaciones, redes, dispositivos… vivimos compartiendo datos continuamente. Por lo que estas arquitecturas de confianza o trust architecture ofrecerán -al menos esa es su obligación- una mayor seguridad a empresas y usuarios. Para ello, apostarán por incluir tecnologías de contabilidad distribuida (DLT) como las blockchain. En el fondo, también, se encuentra el riesgo de sufrir infracciones y multas que podrían suponer altos costes de reparación para las empresas. La trust architecture también centrará sus esfuerzos en desarrollar sistemas de transacción de capitales más rentables y seguros entre compradores y vendedores.

8. Bienvenidos a la revolución biológica

La ciencia biológica vivirá un cambio histórico en la próxima década gracias a su combinación y las posibilidades que ofrece su aplicación con otras áreas como la computación, la inteligencia artificial y la automatización. En concreto, será la biorevolución la que disfrutará de mayores cambios y una mayor evolución que, además, impactará directamente en la vida de todos:

afectará a empresas de la salud y la agricultura, pero también a empresas de bienes de consumo, energía y materiales. Tampoco hay que quitarle la vista de encima a la tecnología molecular, consolidada ya como la ciencia biológica más vanguardista.

Y es que, a medida que las innovaciones biológicas penetren en industrias como la alimentaria, la salud del consumidor y los materiales, generarán mayores márgenes a cambio de una mayor personalización por parte de los consumidores y pacientes. Esto ayudará a que surjan nuevos mercados, como las recomendaciones nutricionales basadas en la genética, la medicina hiperpersonalizada y el desarrollo acelerado de vacunas, entre otros.

9. Materiales de nueva generación

En un mundo que vive con angustia el problema de abastecimiento -y agotamiento- de las materias primas, la ciencia ayudará a poner sobre la mesa nuevos materiales que ayudarán sobremanera a una gran cantidad de sectores. Hablamos del grafeno y los materiales 2-D, las nanopartículas de disulfuro de molibdeno, los nanomateriales… éstos últimos, por ejemplo, ayudan a mejorar la seguridad y la aerodinámica de los automóviles, a producir mejores formas de fabricar chips y una transmisión y almacenamiento de energía más eficientes, entre otras ventajas.

En definitiva, una amplia gama de materiales inteligentes y livianos que permiten nuevas funciones y un rendimiento mejorado en industrias como la farmacéutica, energía, transporte, salud, semiconductores y manufactura. Además, tienen un impacto ambiental más leve y favorecerán a desarrollar economías más sostenibles.

10. Tecnologías limpias

Necesitamos un mundo más limpio y sostenible. Necesitamos dejar un planeta mucho más habitable a las nuevas generaciones y por ello es necesario apostar por las tecnologías limpias. ¿Y qué nos referimos con ello? En la próxima década proliferarán sistemas para la distribución de energía inteligente, sistemas de almacenamiento de energía, generación de energía neutra en carbono y energía de fusión.

Nuevas tecnologías que tendrán una amplia aplicación en energías renovables como la solar fotovoltaica, solar térmica y eólica, carbón limpio… así como la creación de redes inteligentes y tecnologías de medición, soluciones de almacenamiento de energía, productos sofisticados de eficiencia energética y oportunidades de conversión de residuos en energía.

Diez tendencias en tecnología que marcarán la próxima década y que tendrán, todas, un objetivo en común: hacer de las empresas, organizaciones más competitivas, capaces de aprovechar los progresos tecnológicos de última generación y llevar a cabo nuevos servicios y productos que hagan de sus empresas, entornos mejor gestionados, más atractivos y cómo no, más competitivos.

Participa en el Estudio CIO 2022

En MCPRO queremos conocer de cerca cómo se están digitalizando las empresas españolas. Estamos convencidos de que los dos últimos años los procesos de transformación digital se han acelerado, pero para poder comprobarlo, ¡Necesitamos tu ayuda!

Queremos saber qué cambios ha habido en tu empresa y de qué forma la transformación digital ha hecho más fácil tu día a día. Si crees que puedes ayudarnos, ¡No te lo pienses! Participar te llevará menos de cinco minutos y si además nos dejas tu e-mail, serás de los primeros en recibir el estudio una vez que publiquemos los resultados.

 

 

*Si lo haces además antes del 20 de junio podrás conseguir una entrada para el CTO Summit que se celebra en Valencia los próximos 25 y 25 de junio.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!