18 de diciembre de 2017

MuyComputerPRO

Las API, imprescindibles para los negocios digitales

Las API, imprescindibles para los negocios digitales

Las API, imprescindibles para los negocios digitales
diciembre 20
09:27 2015

Andres Gómez Molina

Andrés Gómez Molina, principal consultant, preventas, API management de CA Technologies.

Vivimos en la economía de las aplicaciones, un mundo interconectado, móvil y basado en aplicaciones. De acuerdo con un informe de Zogby Analytics1 patrocinado por CA Technologies, aproximadamente la mitad de los consumidores de todo el mundo han utilizado aplicaciones en los últimos seis meses para participar en las redes sociales, comprar, buscar un producto o ver un vídeo.

Para extraer el máximo valor de los datos en los que se basan estos y otros millones de servicios, las organizaciones necesitan poder conectar sus datos con consumidores, socios, desarrolladores, aplicaciones móviles y servicios cloud.

Esto es precisamente lo que hace una API (Application Programming Interface). Es un conjunto acordado de normas que determinan cómo el código de una aplicación habla con otras aplicaciones.

La economía de las aplicaciones ha abierto una nueva oportunidad para las API en la web, porque ofrecen a las empresas una forma estandarizada de exponer sus activos de información. En contrapartida, las organizaciones pueden utilizar las API para lanzar servicios innovadores que ofrezcan a los clientes una experiencia digital de calidad, y con las que pueden incrementar sus ingresos, mejorar la entrega de los servicios públicos o las opciones multicanal para los consumidores y mucho más.

Las empresas se han lanzado a la carrera para responder a la demanda de más aplicaciones por parte de los consumidores, y la comunidad de desarrolladores de software está empleando las API como la mejor manera para acceder antes a los servicios y datos de negocio en tiempo real. Por ejemplo, las API permiten que un desarrollador que está escribiendo una aplicación móvil pueda mostrar las localizaciones en un mapa, incluir servicios de pago o permitir que los usuarios compartan sus compras en las redes sociales simplemente accediendo a las API de Google Maps o Facebook. La única limitación es la imaginación del desarrollador.

Compartir datos con clientes, aplicaciones móviles y servicios cloud

Aquí está el problema. Cuando los desarrolladores, socios de negocio, aplicaciones móviles y servicios cloud comparten sus datos utilizando las API, se plantean una serie de retos. Veamos cuáles son y cómo los solventa la gestión de API:

1. Integración

Los datos y aplicaciones corporativas son en sí misma complejos: una intrincada mezcla de normas, protocolos, lenguajes y estilos de programación. Y si las API no se entregan en un formato que los desarrolladores puedan utilizar fácilmente, tendrán dificultades para crear aplicaciones innovadoras y que aporten valor. Una capa de gestión de API puede ayudar a ocultar la complejidad de los servicios SOA y exponer API REST. El resultado será un despliegue más rápido de servicios innovadores.

2. Gestión de niveles de servicio de API

Los recursos de una empresa son finitos, y una avalancha de solicitudes de API puede abrumar rápidamente a un sistema, por ejemplo, un repentino incremento de órdenes de venta de entradas a un concierto. La gestión de API puede controlar el flujo de solicitudes para intentar suavizar esos picos. El establecimiento de cuotas para cada API se puede utilizar para monetizar dicha API y recopilar métricas de su uso para un mayor conocimiento del negocio.

3. Gestionar a los desarrolladores

Para maximizar el valor de las API, las organizaciones necesitan incorporar y gestionar la comunidad de desarrolladores tanto internos como externos. Una solución de gestión de API permite a las empresas incorporar, capacitar y gestionar a estos desarrolladores a través de un portal de desarrolladores que les permita registrarse y acceder a la documentación interactiva de la API, generar código fuente para la petición y respuesta de la API, probar la API y acceder a foros de discusión. El desarrollador puede ayudar a acelerar el time-to-market de las aplicaciones de su empresa a través de las comunidades de desarrolladores.

3. Seguridad

Las soluciones de gestión de API aseguran que los datos corporativos cumplen con las normativas y los estándares regulatorios y gestionan qué aplicaciones, desarrolladores y socios de negocio pueden acceder a las API. La gestión de API permite crear una capa de seguridad alrededor de las mismas para asegurar que sólo tienen acceso a ellas las aplicaciones y usuarios de confianza. Esto evita el mal uso o un posible ataque a los sistemas backend del negocio.

Un informe de Forrester Consulting señala que las soluciones de gestión de API mejoran el time-to-market de las aplicaciones basadas en API que ayudan a la generación de ingresos. El informe revela un 97% de mejora en el tiempo para desplegar aplicaciones que requieren la integración con varios conjuntos de datos, de 90 días a tan solo tres días2. Por otra parte, los encuestados indicaron un 275% de retorno de la inversión en herramientas de gestión de API en un periodo de 12 meses.

Una plataforma de gestión de API es una pieza fundamental en la estrategia de transformación digital de una organización. Aborda los desafíos de integración, nivel de servicio, seguridad y comunidad de desarrolladores cuando se exponen las API para impulsar la innovación del negocio.

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!