24 de noviembre de 2017

MuyComputerPRO

Las tarjetas bancarias con chip, a juicio en Estados Unidos

Las tarjetas bancarias con chip, a juicio en Estados Unidos

Las tarjetas bancarias con chip, a juicio en Estados Unidos
octubre 06
17:17 2016

Las tarjetas bancarias, ya sean de débito o de crédito, se han convertido en un elemento fundamental en nuestro día a día. Las empleamos para disponer de efectivo, para pagar en comercios, en compras online… Sí, cada vez resulta más difícil imaginar nuestras vidas sin estos rectángulos de plástico. Sin embargo no todo lo relacionado con las mismas es siempre positivo. Así, mientras que aquí estamos viviendo con mucha vergüenza ajena (y no menos cabreo) el juicio a los usuarios de las denominadas tarjetas black de Caja Madrid / Bankia, en Estados Unidos se ha abierto otra causa que también tiene, en su epicentro, los plásticos. Más concretamente las tarjetas con chip, tal y como informa hoy Computerworld.

La causa judicial, que ha llegado hasta un tribunal federal y que podría llegar a convertirse en lo que se denomina acción civil (civil class), es decir, una causa colectiva, enfrenta a las empresas responsables de las tarjetas, Visa, Mastercard, American Express y Discovery, con los comerciantes que emplean sistemas de pago mediante las tarjetas emitidas por dichas empresas. Y es que, en una decisión supuestamente pactada por las entidades de crédito, y que podría violar las leyes anticompetencia, emitieron el año pasado una norma según la que los comerciantes debían sustituir los dispositivos de cobro que tenían en ese momento, por otros más modernos y con capacidad de leer tarjetas con chip, además de la ya clásica banda magnética.

La fecha tope para realizar ese cambio era el 1 de octubre de 2015, y la consecuencia de no hacerlo sería, para los comercios, dejar de contar con la cobertura que ofrecen los seguros para los pagos fraudulentos con tarjetas de débito y crédito. Es decir, que la responsabilidad en estos casos pasaría a recaer exclusivamente en los comercios, que tendrían que hacerse cargo de los costes y sanciones pertinentes. La demanda fue interpuesta por dos comercios de Florida, B & R SupermarketGrove Liquors, pero más recientemente el juez que instruye la causa ha permitido que Monsieur Marcel (una cadena de comida gourmet con sede en Los Ángeles) y Fine Chain (un grupo de tiendas de alimentación de Nueva York) se sumen a la causa. Este precedente, sin duda, abre las puertas a todos los pequeños comerciantes de Estados Unidos (se cifran en hasta ocho millones), que puedan considerarse afectados por la norma impuesta para aceptar pagos de tarjetas con chip. La National Retailer Federation, calcula que el coste total de dicho cambio ha supuesto un gasto de 35.000 millones de dólares para sus asociados.

Un aspecto que ha llamado la atención de mucho, es que aunque también habían sido demandados, el juez ha excluido de la lista de acusados a las nueve principales entidades bancarias de Estados Unidos, a las que considera fuera de la supuesta conspiración entre los emisores de las tarjetas para forzar este cambio en los distribuidores. La responsabilidad exclusiva del pacto, que iría en contra de las buenas prácticas y de las normas antimonopolio, correspondería a los cuatro gigantes financieros.

 

Imagen: PublicDomainPictures

Categorías
Share

About Author

José Buendía

José Buendía

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!