Conecta con nosotros

Noticias

Evalúa tu departamento de TI con HPE, Intel y Forrester

Publicado el

evaluar

Evaluar el rendimiento actual de nuestros recursos es una tarea que puede parecer (y en muchos casos resultar) tediosa. Sin embargo, es la única senda a seguir cuando se pretende optimizar al máximo el uso de los recursos, establecer sistemas de trabajo que mejoren el rendimiento y la productividad y lograr la integración plena de los diversos departamentos que forman una empresa en una orquesta que toque la misma partitura, al mismo tiempo y bajo una única dirección.

La prestigiosa consultora Forrester, especializada en asesoría tecnológica a sus clientes, acaba de poner en marcha, en colaboración con Hewlett Packard Enterprise e Intel, un test online con el que, en unos pocos minutos, se puede realizar una valoración inicial de la gestión de servicios y de la automatización de procesos en los departamentos de TI de las empresas. Además, una vez terminada la evaluación, es posible recibir, de manera gratuita, una estimación de la consultora, en la que encontraremos un buen conjunto de recomendaciones personalizadas, para mejorar aspectos clave de la gestión.

MCPRO Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

Se trata, sin duda, de una herramienta muy útil para directores y responsables de departamentos de TI, informática y sistemas, puesto que pone el foco en ocho áreas de trabajo fundamentales en su gestión y, solo con la autoevaluación que uno realiza al responder las preguntas del test, ya ayuda a identificar aspectos mejorables. No obstante, lo más interesante es revisar con atención la evaluación de la consultora, que incluye recomendaciones sobre medidas a adoptar para subsanar dichas carencias y llevar el rendimiento del departamento a su cota más alta.

Para realizar la evaluación, un proceso que no debería llevar más de 10 minutos, hay que responder a ocho preguntas relacionadas con la metodología de trabajo seguida en el departamento para diversas tareas. Se trata de las siguientes:

– Estrategia: ¿Participa el departamento en la definición de objetivos globales de la empresa? Y, de ser así, lo hace de manera consistente y enriquecedora para el conjunto de la misma?

– Supervisión de eventos: En un mundo ideal todo funciona bien y no hay que preocuparse de nada. Desgraciadamente el mundo real no es así, por lo que es muy importante saber lo que ocurre en todos y cada uno de los elementos que conforman la infraestructura TI de la empresa.

– Automatización: Hay bastantes tareas comunes en el mantenimiento y gestión de TI que, si bien se suelen realizar de manera manual, pueden ser automatizados, lo que permite redirigir esos recursos humanos a otras tareas mucho más productivas y enriquecedoras para el departamento y, por ende, para toda la empresa.

– Gestión de incidentes: Tarde o temprano algo falla, esto es inevitable. Por lo tanto, es de vital importancia establecer un proceso de gestión de las incidencias que, al tiempo, permita resolverlas a la mayor brevedad, y en caso necesario identificar su causa y tomar medidas para evitar (en la medida de lo posible) que se repitan.

– Gestión de capacidad: O también gestión de activos. Es decir, garantizar que los recursos existentes son capaces de proporcionar el nivel de servicio que la empresa necesita. Los recursos insuficientes ocasionarán una merma en el rendimiento, mientras que un exceso de los mismos supondrá un sobrecoste innecesario y que se puede corregir fácilmente.

– Gestión de versiones: Un solo elemento obsoleto, dentro de toda la infraestructura de sistemas de una empresa, puede ser el responsable de un rendimiento insuficiente a todos los niveles. Llevar un control estricto de software, hardware, componentes de red, etcétera, permite definir un ciclo de actualizaciones económicamente asumible y que permite que sistemas no se convierta en un lastre para el resto de la empresa.

– Organización de de I+O: El equilibrio entre infraestructura y operaciones es crítico, pues las segundas dependen de manera vital de las primeras. ¿Es el departamento de TI lo suficientemente rápido y flexible como para adaptarse rápidamente a las necesidades, muchas veces cambiantes, de la operativa?

– Relación empresarial: ¿Se relaciona el departamento con el resto de departamentos de la empresa o es un silo que se limita a dar servicio? Y, en caso afirmativo, ¿intenta anteponer sus intereses y necesidades al resto, o pone la tecnología al servicio de los demás y de los objetivos generales de la empresa?

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!