Conecta con nosotros

A Fondo

Las compañías europeas ven sus ingresos mermados en un 2,7% por los impagos

Publicado el

Impagos

Los impagos a las compañías europeas generan unas pérdidas equivalentes al 2,7% de sus beneficios, algo que conlleva un fuerte impacto económico sobre la economía global. Así se desprende del Informe de Pagos por Sectores 2016, un estudio realizado de forma anual por Intrum Justitia, compañía especializada en gestión del crédito en Europa, con la intención de evaluar cómo afecta la morosidad en la salud financiera de las empresas. Como novedad, en esta ocasión la metodología para la elaboración de este estudio se ha visto mejorada y el documento ha sido completado con datos de Eurostat, la Oficina Europea de Estadística, con la intención de asegurar la representatividad de las cifras obtenidas.

Según el informe, los impagos afectan de manera desigual a los distintos sectores analizados, siendo la minería (4,5%), los servicios financieros (3,9%) y el transporte y el almacenamiento (3,2%) los que más acucian estas pérdidas. Por su parte, la industria manufacturera (1,7%) y el sector inmobiliario (1,6%) son los ámbitos que registran un menor porcentaje de pérdidas.

El informe va más allá y, aunque el 74% de los encuestados estima que la deuda permanecerá estable –frente a un 15% que cree que incrementará y un 11% que opina que se reducirá-, el 46% reconoce haber sido presionado para ampliar los plazos de cobro. Una realidad que se da especialmente en el ámbito de la manufactura, donde el 63% de las empresas consultadas sostiene haber estado en esta situación. Es más, el 56% se ha visto obligado a aceptar plazos de pago superiores a los que les hubiera gustado.

El estudio también establece una relación directa entre morosidad y generación de empleo: el 35% de las compañías preguntadas contratarían más empleados si cobrasen a tiempo. Un porcentaje que asciende al 49% en el ámbito de la minería y al 45% en el de la construcción, un sector clave en muchas de las economías europeas.

Por otro lado, el retraso en los pagos conlleva una serie de consecuencias graves en las compañías que los acusan. Entre estas, las más frecuentes son la restricción de la liquidez (46%), la pérdida de beneficio (43%), el coste adicional que suponen los intereses (42%) y el freno a su crecimiento (40%). En este sentido, el sector de la construcción es el que sufre mayores limitaciones y, de hecho, casi un 46% de las empresas ve amenazada su supervivencia debido a la demora en los cobros, una cifra elevada si se compara con la media intersectorial (33%).

Pero, ¿qué se esconde tras la deuda?, ¿cuáles son sus principales causas? Según el informe, el 72% de los negocios apunta a las dificultades financieras entre los deudores, mientras que el 63% alude al pago tardío intencionado. Unas causas identificadas especialmente en el ámbito comercial, la agricultura y la pesca o el sector de la información y la comunicación.

Situación en España

Además de un análisis global, el Informe de Pagos por Sectores 2016 ahonda en las peculiaridades de los 29 países que forman parte de la Unión Europea. En el caso de España, destaca el hecho de que el 90% de las compañías del ámbito manufacturero hayan sido presionadas para ampliar sus plazos de cobro. Un dato similar al registrado en el entorno comercial, donde el 81% de las empresas consultadas afirma haber vivido esta situación.

Por su parte, el sector de los servicios profesionales y empresariales achaca de especial manera las consecuencias derivadas de los impagos, y más de dos tercios de los encuestados sostienen que conllevan pérdidas de ingresos (69%) y de liquidez (75%). En ambos casos, un dato llamativo si se correlaciona con las medias europeas (43% y 46%, respectivamente).

Cómo actuar ante el impago

En la actualidad, existen diversas fórmulas que contribuyen a la protección frente a posibles situaciones que pongan en riesgo la continuidad de un negocio, y cada vez son más las compañías que entienden la importancia de integrarlas dentro de su estrategia. “No obstante, cabe reseñar que estas medidas de protección son empleadas de forma desigual, dependiendo del sector en el que nos encontremos, y que en muchos casos hay margen de mejora”, explica Juan Carlos González, director general de Intrum Justitia en España. Así, las medidas de precaución más comunes en Europa son el pre-pago, el empleo de cheques de crédito o la gestión de cobro de deuda. “En la actualidad, cualquier compañía es susceptible de sufrir un impago, pudiendo generar graves problemas sobre su liquidez. Con la intención de contribuir al saneamiento de nuestra economía, en Intrum Justitia gestionamos de forma eficaz las cuentas que una compañía debe cobrar desde que se produce el impago, detectando posibles incidencias y manteniendo las relaciones comerciales intactas”, concluye González.

 

El equipo de profesionales de MCPRO se encarga de publicar diariamente la información que interesa al sector profesional TI.

Click para comentar

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!