Conecta con nosotros

Noticias

Tesla se hunde, y Elon Musk vuelve a ser el culpable (actualizado)

Publicado el

Actualización: Al final Elon Musk ha decidido volver sobre sus pasos y ha alcanzado un acuerdo con la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos. Dejará de ser presidente de la compañía aunque mantendrá el cargo de CEO de Tesla.

No podrá volver a ser presidente de la compañía hasta que pasen tres años. Tanto Tesla como Elon Musk tendrán que pagar una multa de 20 millones de dólares, y deberán designar a un presidente independiente, dos directores independientes y un comité que llevará a cabo controles estrictos sobre las comunicaciones de Elon Musk en función del acuerdo previsto.

El CEO de Tesla, Elon Musk, ha cometido muchos errores durante su carrera al frente de dicha compañía, pero ninguno le está saliendo tan caro como el de publicar tweets asegurando que tenía un “acuerdo casi cerrado” para privatizar Tesla con un valor fijo de 420 dólares por acción.

Ya hemos hablado de ello en artículos anteriores. Como vimos en esta noticia el Departamento de Justicia de Estados Unidos había decidido iniciar una investigación contra Elon Musk por fraude, y la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos también había iniciado una investigación contra él por dichos tweets.

Según las últimas informaciones a las que hemos tenido acceso Elon Musk estaba negociando un acuerdo con la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, pero al final ha decidido rechazarlo. Esto ha motivado el inicio de un proceso en el que se imputa al ejecutivo por fraude, ¿pero qué ha llevado a Musk a tomar esa decisión? Simple, que aceptar dicho acuerdo le obligaba a abandonar su posición como CEO de Tesla.

Musk ha explicado que aceptar ese acuerdo habría ido contra sus propios principios y le habría obligado a “mentirse a sí mismo”. No vamos a entrar a valorar la opinión de Elon Musk ya que al fin y al cabo es algo subjetivo, pero lo que no admite discusión es que con su decisión ha puesto a Tesla en una situación complicada.

Ahora mismo Tesla tiene muchos frentes abiertos y las perspectivas no son nada buenas. Sigue sin cumplir sus objetivos de producción del Model 3, el valor de sus acciones ha vuelto a bajar un 11%, lo que eleva a un 25% la caída total desde que Elon Musk publicó los tweets anunciado que estaba considerando privatizar Tesla, y la figura de su carismático CEO está hoy más cuestionada que nunca.

Es imposible adelantar cómo terminará todo esto, pero es importante recordar que Elon Musk ha tenido un gran peso a la hora de generar la confianza que Tesla necesitaba para salir adelante. Si dicha confianza se pierde de forma irreparable y la compañía no puede mantener una rentabilidad mínima su hundimiento podría ser definitivo.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!