Conecta con nosotros

Noticias

Así es Bob Swan, el nuevo CEO de Intel y estos son los retos a los que se enfrenta

Publicado el

La elección más inesperada y a la vez, una de las decisiones más lógicas que Intel podía tomar. Inesperada porque como os comentábamos ayer, Intel ha tardado nada menos que siete meses en elegir un nuevo CEO. Lógica, porque pocas opciones parecían más interesantes que las de Swan, que ha llevado a la firma en su calidad como CFO y CEO interino durante los últimos meses, a resultados récord.

Así se lo ha reconocido el chairman de la compañía, Andy Bryant: «A pesar de que durante este proceso hemos considerado a muchos candidatos sobresalientes, nos hemos decidido por Bob por el excelente trabajo que ha hecho como CEO interino durante los últimos siete meses, tal y como reflejan los excelentes resultados de Intel en 2018. Por otro lado, su conocimiento del negocio, su dominio de nuestra estrategia de crecimiento y el respeto que se ha ganado de nuestros clientes y de la Junta, confirman que es el ejecutivo adecuado para dirigir Intel».

Minutos después de ser nombrado CEO, Swan enviaba un mail a todos los empleados y clientes de la compañía. En su mensaje más potente, el recién confirmado «manda más» de Intel ha subrayado el compromiso de la compañía para ser mucho más que una empresa centrada en el PC: «Nos hemos embarcado en lo que creemos que puede ser la transformación más exitosa en la historia corporativa. Estamos evolucionando de una empresa centrada en el PC a una empresa centrada en los datos que construye la base tecnológica que impulsa las innovaciones del mundo».

A la vez, ha reconocido que el trabajo que tiene por delante en su nueva etapa no es precisamente pequeño. «A pesar de que nuestra ambición nunca ha sido tan grande, seguimos teniendo una cuota de mercado relativamente pequeña en este enorme mercado de datos. Datos que que necesitan ser procesados, movidos, almacenados y analizados». «Por lo tanto» ha enfatizado, «debemos jugar al ataque para innovar en un mundo cada vez más centrado en los datos».

Los retos a los que se enfrenta la nueva Intel

Pese a los buenos resultados que ha reportado Intel en los últimos meses, Swan se prepara para dirigir una compañía que se encuentra en una posición si no complicada, por lo menos no demasiado cómoda. En primer lugar, porque el liderazgo de Intel como fabricante de chips se ha visto comprometido en los últimos años.

Por un lado, problemas de seguridad como Meltdown o Spectre han lastrado la imagen de la compañía. Pero además, no ha sido capaz de cumplir con algunos de sus objetivos más ambiciosos, como su retraso a la hora de presentar la nueva generación de chips de 10 nanómetros. La producción de lo que se esperaba que fuera una de las estrellas de la temporada navideña de 2017/2018 ha sufrido todo tipo de problemas y en estos momentos, la propia compañía afirma que su intención es presentarlos a finales de este año, aunque no hay nada garantizado.

Este retraso ha dado alas a varios de sus competidores y tanto AMD como Global Foundries y Taiwan Semiconductor Manufacturing (TSM) han empezado a «camelarse» a buena parte de la industria tanto en este segmento como en el de los 7 nanómetros. El otro gran desafío de Intel es la enorme cantidad de chips que están produciendo incluso los propios competidores de Intel, para responder a las necesidades que se derivan de la IA y el cloud computing. No ya sólo Apple, sino compañías como Amazon y Google ya están diseñando sus propios chips, lo que a medio plazo, Intel puede quedar en una posición de desventaja. A esto hay que sumar a ese rey de la movilidad que responde al nombre de Qualcomm y del que se espera de el salto al escritorio a corto plazo.

Por supuesto, la compañía también tiene algunos ases en la manga, sobre todo en los centros de datos, y es que la apuesta por Optane y por nuevos chips dotados de IA pueden tener un futuro brillante tanto en PCs como en servidores.

Bob Swan antes de Intel

Antes de unirse a Intel en 2016 en calidad de CFO de la compañía, Swan ocupó puertos de gran responsabilidad en muchas de las principales compañías de Silicon Valley.

Como CFO ha destacado en compañías como eBay, en la que ha desarrollado su carrera profesional durante nueve años y sobre todo, en General Electric, empresa en la que ha permanecido 15 años como CFO en varias de sus divisiones, tanto en Europa como a nivel global.

Además ha ocupado posiciones de similar responsabilidad en compañías como Webvan, TRW Automotive Holdings, Northrop Grumman Space & Mission Systems Corporation y de 2003 a 2006, en HP Enterprise Services.

Toda esta actividad le valió para que en 2013, el Silicon Valley Business Journal, le nombrase como CFO del año y un año más tarde, la publicación Institutional Investor le situase entre las posiciones más altas de su «America’s Best CFOs list»

En su última etapa antes de unirse a Intel, se unió a la firma de capital riesgo General Atlantic, en la que como operating partner, ha sido responsable de los esfuerzos de inversión (y en algunos casos posterior exit ) en diez startups tecnológicas de alto rendimiento.

Finalmente, cabe destacar su actividad en las juntas directivas de PayPal (hasta 2015), eBay (desde 2015), Applied Materials (hasta 2016), App Dynamics (hasta 2016) o Aligment Healthcare, así como su trabajo como director en Skype Global desde 2009.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!