Conecta con nosotros

Noticias

Francia pone en marcha un índice de reparabilidad de productos electrónicos

Publicado el

Francia pone en marcha un índice de reparabilidad de productos electrónicos

Desde el pasado mes de enero, muchos productos electrónicos a la venta en Francia tienen que indicar, con un código de color y número que va del 1 al 10, las facilidades que ofrecen de cara a su reparación. Todo gracias a la entrada en vigor en el país del denominado índice de reparabilidad de productos, el primero del mundo que muestra lo complicado o sencillo que es arreglar un producto.

El índice se incluyó en la Ley antidesperdicio que se aprobó el año pasado en Francia, y está pensado para animar a los compradors a comprar productos que duren más, con el objetivo de reducir los residuos procedentes del consumo. Según el Ministerio de medio ambiente de Francia, «este dato informa a los consumidores sobre la posibilidad de expandir el ciclo de vida de sus productos, dirigiendo a los compradores hacia los productos que son más sencillos de reparar, y animándoles a reparar productos dañados. Es una herramienta en la lucha contra la obsolescencia programada, tanto planificada como no, para evitar el descarte prematuro de productos y preservar los recursos utilizados en su fabricación«.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Además de esto, la entrada en vigor de este índice pretende aumentar la competencia entre fabricantes para diseñar productos que cuiden el entorno, así como los bolsillos de los consumidores. No en vanos, este lanzamiento ya ha llevado a que algunos fabricantes, entre los que está Samsung, tomen medidas para mejorar los índices de reparabilidad de sus modelos lanzados en 2021. Mientras tanto, Apple ha añadido estos días el índice de reparabilidad de sus smartphones y equipos Macbook en Francia. que varía entre modelos, según The Verge.

Así, su gama de smartphones iPhone 12 tiene un nivel de reparabilidad de 6 sobre 10. El de los modelos anteriores, los iPhone 11S, está entre el 4,5 y el 4,6. Esta mejora se debe, al parecer, a que el iPhone 12 tiene un desensamblado más sencillo que el de modelos anteriores. Además, las partes y componentes para repararlo son más económicas si se tiene en cuenta el coste del teléfono. También hay diferencia entre los diferentes modelos de MacBook, que tienen una puntuación de entre 5,6 y 7.

Según Radio France Internationale, el índice anunciado no es perfecto. Así, el número que representa el índice de reparabilidad lo calculan los propios fabricantes, que aunque para ello siguen unas normas bastante estrictas, pueden ganar puntos por acciones tan sencillas como ofrecer más información sobre actualizaciones de software. Así, ganan un punto solo por informar de si estas actualizaciones son correctivas, actualizaciones o una combinación de ambas, algo que no limita la obsolescencia de los productos.

Para establecer esta cifra se tienen en cuenta cinco criterios: facilidad de desensamblaje, disponibilidad de información sobre reparación, disponibilidad de componentes sueltos, precio de las partes sueltas y conformidad con las normas sobre problemas de reparación específicas a cada clase de producto.

Aunque el índice es mejorable, a muchos les parece un buen punto de partida. Laetitia Vasseaur, fundadora de la campaña antidespercidio Stop Planned Obsolecence (Stop a la obsolescencia programada), asegura que están contentos con él, «porque es una etiqueta obligatoria sobre reparabilidad, que es importante para hacer que los productos duren más«. No obstante de momento se ve por ejemplo que las empresas grandes tienen más oportunidades de impulsar sus puntuaciones que las pequeñas, ya que tienen mejor acceso, y más rápido. a componentes para reparaciones.

Por ahora, el índice se aplica a smartphones, portátiles, equipos de televisión, lavadoras y cortacésped. Se espera, eso si, que la variedad de productos que va a tener que llevarlo vaya en aumento a lo largo de los próximos años, hasta llegar por ejemplo, a impresoras, tablets, lavaplatos, cafeteras, tostadoras e incluso bicicletas y muebles.

En 2024 Francia tiene pensado aumentar sus esfuerzos con la implantación de un índice de durabilidad, que informará a los consumidores de cuánto tiempo se espera que duren los productos. Mientras, no se espera que las empresas reciban multas por no cumplir con el índice hasta 2021, pero muchas empresas ya lo están ofreciendo. Muchos resultados, como hemos mencionado, ponen de manifiesto que las empresas ya han tenido el índice en cuenta en sus nuevos modelos. Eso sí, solo se ofrecen por ahora los resultados que pueden considerarse como buenos.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!